Reclaman a la Junta la ocupación de las camas vacías de la residencia Santa Ana

Trabajadores sacan las camas a la calle como protesta y los demandantes ‘ocupan’ el centro

el 24 jul 2014 / 10:08 h.

Camas en la calle y pancartas en las ventanas durante la movilización. Foto: El Correo Camas en la calle y pancartas en las ventanas durante la movilización. Foto: El Correo En La Roda de Andalucía hay seis mayores dependientes que necesitan plaza en una residencia. Mientras, en la residencia Santa Ana de la localidad, sobran cuatro camas que no se ocupan, un asunto que «la Junta de Andalucía no resuelve desde hace tres años». Por este motivo, el alcalde rodense, Fidel Romero (IU), junto a demandantes, familiares y trabajadores, protagonizaron ayer un encierro en la mencionada residencia, con el objetivo de reclamar a la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales una solución. Bajo el lema «habitaciones vacías, mayores invisibles, y la Consejería apagada y fuera de cobertura», los vecinos de La Roda se movilizaron el miércoles ante las puertas del edificio, donde sacaron, literalmente, las cuatro camas que se encuentran vacías a modo de protesta: «Estas camas las tenemos en la calle porque entendemos que no pueden permanecer vacías, y vamos a hacer lo posible para que no sigan así más tiempo», manifestó Romero, y añadió que el Ayuntamiento, en los últimos cinco años, ha aportado más de 500.000 euros para hacerse cargo del déficit que acarrea la residencia Santa Ana. Según explicó la concejal de Asuntos Sociales, Belén Botella, desde el 16 de abril de 2012, fecha en la que quedó libre la primera plaza, «no hemos parado. Hemos puesto en conocimiento de esta situación a administraciones como la Junta, la propia consejería o la Diputación Provincial de Sevilla mediante cartas, llamadas y reuniones que se han alargado sin una solución hasta este 2014». No obstante, Botella insistió en que «no permitiremos la privatización de la residencia» ya que, al parecer, en marzo la consejería sacó una normativa en la que especificaba que se podían cubrir esas plazas pero de forma privada, es decir, pagando 1.700 euros al mes. «El Ayuntamiento de La Roda decidió cobrar 1.200 euros, que es lo que paga la Junta de Andalucía, y aun así los mayores nos comentaban que solo cobraban 600 euros y no podían afrontar ese pago», aseguró la concejal. Por eso, y con el objetivo de «preservar un derecho más que tienen los mayores de nuestro municipio», los demandantes de las camas libres se quedaron a pasar la noche en esas habitaciones desocupadas como reivindicación. Y es que, en palabras del alcalde, «los mayores necesitan más que nunca esta residencia porque los hay enfermos y sin atención que tienen derecho a tener una vejez digna». En este sentido, se anunciaron reivindicaciones «más duras si la situación no se resuelve». En la movilización estuvieron presentes, además, Engracia Rivera, diputada de IU en Diputación y Manuel Baena, parlamentario andaluz de IU.

  • 1