miércoles, 23 enero 2019
17:13
, última actualización
Deportes

"Recomendé la renovación de Rubén"

Aquino aconsejó a Gordillo que renovar al delantero canario era clave para lograr el ascenso. Rememora el retorno a Primera en la 93-94 y agradece a la afición el cariño que le dio

el 09 oct 2014 / 09:38 h.

toro aquino betis-edd_opt Aquino, ante la antigua puerta de cristales del Benito Villamarín. Foto: EDD. En el ascenso del Betis de la temporada 93-94 jugó un papel fundamental Daniel Toribio Aquino Antúnez (09-06-1965, Chajarí, Entre Ríos, Argentina), conocido futbolísticamente como el Toro Aquino. Los 26 goles en aquella campaña permitieron al equipo que entrenó, primero, Sergio Kresic y, después, Lorenzo Serra Ferrer, ascender a Primera División. La temporada siguiente, el 11 del Betis perdió algo de protagonismo (hizo 7 tantos en 29 encuentros), aunque logró goles importantes, como los dos al Real Madrid que fue campeón de Liga con Valdano (0-2) para sellar el pase a Europa, en la última jornada. Aun así, la afición nunca lo olvidará, pues formó una magnífica dupla con Ángel Cuéllar. Ahora, desde Zakynthos (una de las Islas Jónicas), donde dirige desde verano al Zakynthos FC –equipo que milita en la Beta Ethniki, Segunda División griega– atiende la llamada de El Decano Deportivo para analizar la situación de un Betis al que aconsejó en verano sobre la idoneidad de renovar a Rubén Castro. Durante la estancia del Betis, en pretemporada, en San Pedro del Pinatar, Aquino visitó a la expedición y compartió minutos de charla con el 24 del conjunto verdiblanco. "Es una pieza fundamental en el Betis. Lo ha demostrado y lo está demostrando. Tiene que seguir en esta línea buena, pues está muy cerca de lograr buenas cosas, como ser el máximo goleador en la historia del Betis", señala el argentino, que desvela una conversación con Rafael Gordillo, con el que coincidió en su etapa como bético y con el que mantiene una buena relación: "Hablé con él y le dije que era fundamental que Rubén Castro se quedara en el equipo, y la prueba es que lo está haciendo muy bien". En cuanto a la trayectoria del equipo heliopolitano, Aquino avisa de que no va a ser fácil conseguir el objetivo: "Creo que hay un buen equipo, pero la Segunda División es una categoría muy complicada. Los jugadores van a tener que trabajar muy duro, porque a lo largo del año pasan muchas cosas". Además, por la experiencia en el ascenso que le tocó vivir, el que fuera delantero del conjunto de La Palmera deja claro cuál es el camino que deben seguir los verdiblancos: "La clave estuvo en que el equipo fue bastante regular. Sobre todo, en el último tramo de la competición. Eso nos permitió ascender, pues fuimos un bloque muy serio y sólido. No vale sólo con el nombre para subir, pues cuando los rivales se miden al Betis lo hacen siempre jugando al 200 %". Por este motivo, Aquino entiende que es necesario que Velázquez y los futbolistas sepan aguantar la presión que supone dirigir y jugar en el equipo bético: "Como técnico, sí que es complicado aguantarla. El Betis no es un equipo normal y necesita estar siempre arriba. No puede tener altibajos, y más jugando en Segunda”. Aquino despide la llamada mandando un mensaje de agradecimiento y cariño a la afición por el gran trato que recibió en las dos campañas que jugó en el Betis (93-94 y 94-95): "Lo más importante es que siga como siempre. Los aficionados no van a dejar nunca al Betis tirado, y eso es fundamental. Les deseo mucha suerte en este año tan complicado y que el Betis regrese al lugar que merece".

  • 1