Local

Reconstruir Chile tras el seísmo llevará "al menos cuatro años"

Una réplica de 6,1 grados se sintió en el centro y sur y dejó sin luz la capital.

el 04 mar 2010 / 19:53 h.

TAGS:

Dos bomberos buscaban el miércoles a supervivientes en la castigada Concepción.

La presidenta saliente de Chile, Michelle Bachelet, y su sucesor, el derechista Sebastián Piñera, coincidieron ayer en que la reconstrucción de las zonas devastadas por el terremoto que asoló el país el pasado sábado tardará años.

Mientras las sucesivas réplicas del seísmo, ayer se produjo otra de 6,1 grados en la escala de Richter, continúan asustando a los chilenos y dos millones de damnificados son todavía presa de la desesperación, a pesar de que la ayuda ha comenzado a fluir más regularmente. La cifra de muertos se mantiene en 802, según los datos oficiales más recientes de la catástrofe. Aunque aún no se ha traducido en cifras la cuantía de las pérdidas materiales, Bachelet consideró ayer que las tareas de reconstrucción durarán prácticamente los cuatro años del gobierno de su sucesor, el derechista Sebastián Piñera. "Prácticamente todo el Gobierno próximo o por lo menos tres años", dijo. En este sentido, el Gobierno declaró ayer zona de emergencia agrícola a las seis regiones afectadas por el terremoto, debido a los graves daños que causó en el sector agrícola y en la población rural.

Sebastián Piñera, que asumirá el próximo 11 de marzo la Presidencia de Chile, coincidió con esa visión al señalar que, debido a la emergencia, ha debido modificar su programa de gobierno.

"Nuestro futuro gobierno no va a ser el gobierno del terremoto, va a ser el gobierno de la reconstrucción", dijo el presidente electo al dar a conocer los nombres de sus intendentes (gobernadores) en las regiones más afectadas por el terremoto.

Además precisó que su Administración enfrentará la catástrofe en varias etapas y que la primera consistirá en "superar la emergencia ciudadana, encontrar a las personas desaparecidas, restablecer los servicios básicos y poner el aparato productivo nuevamente en marcha". Agregó que después vendrá la reconstrucción, que tendrá como eje su anunciado plan Levantemos Chile, que tendrá "estándares más modernos y eficientes".

Mientras, la desesperación no abandona a los damnificados, a pesar de que la entrega de ayuda se ha regularizado y los servicios básicos de agua y luz han comenzado a ser repuestos en algunos sectores de las ciudades más afectadas. Pero es que la tranquilidad no llega al país, el seísmo de 6,1 grados que se sintió ayer de forma más intensa en Valparaíso y Santiago dejó a la capital del país sin luz.

Acusaciones. Por otra parte, la directora de la Onemi, Carmen Fernández, y el comandante en jefe de la Armada, almirante Edmundo González, se lanzaron acusaciones mutuas sobre la responsabilidad por no haber alertado a tiempo a la población del devastador tsunami que siguió al terremoto. En un comunicado difundido ayer, la Armada de Chile reiteró el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la institución (SHOA) emitió en tres ocasiones alertas de tsunami, minutos después del temblor. No obstante, reconoció errores por haber cancelado posteriormente una alerta de tsunami. Además, en una comparecencia en el Senado, el ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, responsabilizó a los militares de reaccionar tarde, puesto que el tsunami provocó olas de hasta 12 metros y causó la mitad de las víctimas mortales, según un estudio de la primera modelación realizada de la máxima amplitud del tsunami, facilitado por el Ilustre Colegio Oficial de Geólogos, en España.

Mientras, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, está de visita en Chile para expresar su "solidaridad" con los damnificados y se entrevistará con Bachelet y Piñera.
Pero la tierra sigue temblando, ayer Taiwán sufrió un terremoto de 6,4 grados, que ha provocado 30 heridos, principalmente niños. Este seísmo tuvo una réplica de 5,7 grados y ha provocado corrimientos de tierras, el Tren de Alta Velocidad tuvo que detenerse con unos 2.500 pasajeros que quedaron aislados durante varias horas, y numerosos edificios, entre ellos 99 escuelas, se han derrumbado.


  • 1