miércoles, 19 diciembre 2018
06:36
, última actualización
Local

"Recordar, una obligación"

Más de un centenar de personas, con apoyo del Gobierno, rinden homenaje a los 3.000 fusilados por las tropas de Franco en Órgiva (Granada).

el 01 nov 2011 / 19:05 h.

TAGS:

 Más de un centenar de personas, entre representantes políticos, del mundo de la cultura, o ciudadanos, rindieron ayer 1 de noviembre, como cada año, homenaje a los más de 3.000 personas que se estima que fueron fusilados en el Barranco del Carrizal del municipio alpujarreño de Orgiva, el enclave de la provincia de Granada donde más personas fueron asesinadas por las tropas de Franco.

Junto al monolito que recuerda a todas las víctimas, que se calcula que pudieron alcanzar las 5.000, y coincidiendo con el 75 aniversario de la muerte del poeta Federico García Lorca, se hizo una ofrenda floral, y el cantaor granadino Juan Pinilla deleitó a los asistentes con un fandango de su último disco Voces que no callaron, que precisamente recuerda a los flamencos comprometidos con la libertad y la justicia.

El acto estuvo presidido por la consejera de Presidencia, Mar Moreno, quien consideró que las miles de víctimas que yacen aún en muchas cunetas de España constituyen "nuestro árbol genealógico", el de muchos socialistas, y el de muchos demócratas, dijo. Por ello, defendió que recordar no es sólo un derecho, sino también "una obligación", y señaló no entender a aquellas personas a las que les "molesta" este tipo de homenajes o conmemoraciones, lo que calificó como una "patología democrática". "Sigue habiendo una alergia a la memoria por parte de algunos sectores de la derecha", criticó.

El Barranco del Carrizal, señaló la consejera, será casi con toda seguridad, junto con el barranco de Víznar o la tapia del cementerio de San José de Granada, uno de los enclaves que se incluyan en el decreto de lugares de memoria en el que la Junta de Andalucía está trabajando para preservar y proteger todos aquellos escenarios de la Guerra Civil que merecen ser recordados.

La secretaria general del PSOE de Granada, Teresa Jiménez, remarcó que estos actos sirven "para devolver la voz a quienes se la quitó una dictadura", y lamentó que la derecha, el PP, pretenda quitar de nuevo la voz a los que "lucharon por una sociedad más justa y más libre". Frente a los que respaldan a los "verdugos" y los "monolitos a José Antonio", pidió justicia para las víctimas.

  • 1