Local

"Recortar en sanidad con la crisis como coartada es una indecencia"

El eurodiputado Perelló carga contra los recortes y aboga por “imponer una concepción sanitaria universal para toda Europa”.

el 14 oct 2011 / 07:34 h.

TAGS:

En tiempos de crisis, como los actuales, la receta para España y el resto de países europeos es "más Europa", sobre todo si hablamos de política sanitaria. El eurodiputado y miembro de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria en el Parlamento Europeo, Andrés Perelló Rodríguez, aseguró ayer que "recortar la sanidad tomando la crisis como coartada no es sólo un error, sino una indecencia".

Perelló denunció la política de recortes sanitarios anunciada en los últimos meses por algunas comunidades autónomas: "Si cogemos el listado de presupuestos de cualquier comunidad o estado, seguro que hay muchísimos sitios donde recortar antes que en las partidas de sanidad". En su ponencia titulada Las políticas sanitarias en el Parlamento Europeo pronunciada en el Foro Hablemos de Europa que organiza El Correo de Andalucía bajo el patrocinio de Cajasol, el eurodiputado apostó por mantener siempre la inversión sanitaria, porque "en países, como el nuestro, tenemos médicos muy reputados y las mejores enfermeras de Europa, que se las rifan en Inglaterra. Con ello, recortar en sanidad sería una indecencia. Por eso lo digo y lo denuncio".

En su discurso, Perelló criticó que, aunque pese a vivir una crisis de hondo calado, "no puede ser que haya grandes eventos o fiestas, o carreras de motos y competiciones de barcos... y se hable de cerrar salas de hospitales". A su juicio, hay que buscar soluciones para mantener una sanidad pública de calidad: "Si hay que hacer un esfuerzo se hace, quizás algunos tendrán que pagar más. No hay que ser cínicos".

En este sentido, destacó el estado de bonanza sanitaria al que estamos acostumbrados a vivir en España: "No hay que perder de vista que seguimos siendo el país sanitariamente más generoso de Europa". Por lo que añadió que "el paraíso no está fuera de los Pirineos". Como ejemplo, mencionó el caso del sistema sanitario belga: "Allí un enfermo tiene que pagar la receta al 100%, ya luego, tres meses después la mutua le abona un 28-40%, pero en un primer momento tiene que afrontar el pago".

Ante esta situación, Perelló planteó un reto sanitario para la Unión Europea: "Lo ideal es lograr que alguna vez tengamos una concepción sanitaria universal gratuita y de calidad en toda Europa, que hoy en día no hay".

Un camino comunitario en materia sanitaria que comenzó en el viejo continente hace unos años con la aprobación del Tratado de Lisboa: "El artículo 168 habla de máximo nivel y calidad de la salud pública". Para alcanzar este objetivo, resaltó el trabajo del Parlamento Europeo, donde los eurodiputados tienen que dejar de lado sus diferencias: "Ni la prensa en general puede concebir que mientras los diputados se enfrascan en eternos debates en los países, los eurodiputados cierran acuerdos. La mayor parte del bacalao que se come aquí, lo cortan allí los eurodiputados, sean de tacos finos o gruesos".

En esta línea, Perelló explicó que "desde 2009 los eurodiputados tratan de establecer algunas normas y acabar con otras que ya estaban". Así, señaló que el Parlamento Europeo con la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria y el Consejo Europeo han alumbrado algunas cuestiones sanitarias, como la sanidad fronteriza, el paquete farmacéutico y "el proyecto estrella" de España: la directiva de trasplantes de órganos.

En este último punto, Perelló reconoció que, pese a sonar poco modesto, hay que "españolizar Europa". Y es que España figura en el top mundial de trasplantes, "no porque seamos más solidarios". La razón, precisó, es el sistema específico que en esta materia tiene nuestro país: "En otros países no hay ni un equipo que sepa cómo pedir un órgano, ni cómo localizar a los familiares ni cómo tener un sistema ágil y rápido para que no se pierda ni un órgano".

Perelló puntualizó que pese a que la gente se alegra mucho cuando no hay accidentes de tráfico, hay que aclarar que "por cada accidente menos se pierden de uno a cuatro órganos para salvar otras vidas. De ahí, la promoción de trasplantes entre vivos".

Otro de los logros europeos es la política sanitaria transfronteriza, "que no es el turismo sanitario". El eurodiputado explicó esta medida con un caso concreto: "Si un residente inglés vive en Valencia y tiene que operarse, quién cubre los gastos". El debate, que fue "muy duro, se saldó con la siguiente resolución: "Logramos que fuera el país de origen, donde cotiza, el que lo atienda".

Sobre la fármaco-vigilancia, Perelló puso sobre la mesa la obligación de recoger en los medicamentos todos los efectos adversos que tiene su consumo, "sea belga, alemán o español";_así como la información que se da al paciente, "con la que se prohibió la publicidad de medicamentos que precisan de recetas" y la venta por internet, "donde se plantea la exigencia de un logo europeo que garantice la calidad del producto".


  • 1