Local

Rector de la UPO cree que el acuerdo entre docentes y alumnos evitará que peligren los exámenes

el 21 may 2012 / 12:04 h.

TAGS:

El rector de la Universidad Pablo de Olavide (UPO), Juan Jiménez, ha negado este lunes que el paro académico convocado por el Consejo de Estudiantes de esta institución académica para los próximos diez días (del 22 al 31 de mayo) pueda tener una repercusión negativa en el final del curso 2011-2012 porque, según ha explicado, entre docentes y alumnos "se está desarrollando una labor muy importante de diálogo" al respecto.


A preguntas de los periodistas tras la presentación de los Cursos de Verano de la UPO, Jiménez --que el jueves dejará el cargo tras la celebración en primera vuelta de las elecciones a rector, a las que no concurre en esta ocasión-- ha recordado que el paro académico "responde a un derecho establecido en la Constitución" y a la "reacción" de los estudiantes frente a "una acción de decreto del Gobierno" central, la cual, "tendrá que ser muy examinada por parte de quien la va a sufrir a las universidades", ha advertido casi como consejo al nuevo equipo de Gobierno entrante en la UPO a partir del próximo día 24.

Según Jiménez, lo "difícil" de estas convocatorias es siempre "compatibilizar el derecho al paro con el derecho a la actividad académica" de quienes quieran seguir dando clases, algo que en la UPO no tiene por qué generar ningún tipo de problema porque, según su reglamento, los profesores deben seguir impartiendo clases aunque los alumnos no acudan a ella por secundar el paro. Además, estos estudiantes no podrán ser penalizados de ninguna manera.

Por ello, el rector saliente ha insistido en la idea de que en la UPO "se está desarrollando una labor muy importante" de diálogo entre los profesores y los alumnos y que este "esfuerzo, que me consta que se está haciendo con mucha intensidad", evitará cualquier tipo de incidencia en el final de curso o en los exámenes de junio. Además, Jiménez ha valorado que los estudiantes hayan manifestado su intención de realizar actividades paralelas al paro tal y como "encierros nocturnos" para estudiar.

LA UPO AVALA EL PARO

Ya el pasado viernes los vicerrectores de Docencia y Convergencia Europea, de Estudiantes, Deporte y Medio Ambiente y Profesorado de la UPO, Juan Manuel Cortés Copete, Modesto Luceño Garcés y José Antonio Sánchez Medina respectivamente, remitieron un comunicado conjunto al resto de la comunidad educativa de esta institución académica para informar de que los estudiantes de que tenían "derecho" a convocar el paro académico de diez días que habían propuesto al Rectorado el día de e antes.

En este mismo documento, al que tuvo acceso Europa Press, los tres vicerrectores manifestaron que, una vez analizada la convocatoria del para al objeto de "garantizar los derechos y deberes de los miembros de la comunidad universitaria", quedaba constatado que los estudiantes "tienen derecho a convocar paro académico y a sumarse al mismo" y que, por tanto, "el ejercicio de este derecho no puede tener en ningún caso consecuencias académicas negativas sobre aquellos que se sumen".

Además, los vicerrectores señalaron que "en el caso de que durante el paro académico convocado esté prevista la celebración de actividades de adquisición de competencias en las que la asistencia resulte imprescindible" --como podría ser el caso de las prácticas-- "deberán reprogramarse" para proceder a su evaluación. Y añadieron: "Si el paro coincidiese con pruebas de evaluación previstas en la Guía Docente, la no asistencia a las mismas no podrá tener efectos sobre la calificación final de los estudiantes".

Tras advertir a los profesores de que "no podrán organizarse actividades docentes de carácter extraordinario no previstas en la Guía Docente" mientras dure el paro académico, Cortés Copete, Luceño Garcés y Sánchez Medina recordaron también que todo el equipo de dirección de la Universidad Pablo de Olavide "velará porque los derechos del alumnado, tanto a secundar el paro como a acudir a clases, se ejerzan con toda normalidad" desde el 22 al 31 de mayo que dure el paro académico.

  • 1