jueves, 13 diciembre 2018
01:51
, última actualización
Local

Recurre su condena por decir a una funcionaria si sólo sabía usar la olla exprés

Se le condenó a pagar una multa de 60 euros por recriminarle con esta frase que se diera prisa en imprimir unos documentos.

el 11 ene 2015 / 20:59 h.

TAGS:

Un secretario judicial ha recurrido la sentencia de un juzgado de Instrucción de Sevilla que lo condenó a pagar una multa de 60 euros por recriminar supuestamente a una funcionaria de su órgano judicial si únicamente sabía darle "al botón de la olla exprés", según han informado a Europa Press fuentes del caso. En este sentido, las mismas fuentes han precisado que este secretario judicial destinado en la capital hispalense ha recurrido directamente ante la Audiencia Provincial de Sevilla la sentencia por la que un juzgado de Sevilla lo condenó a pagar una multa de 60 euros por una falta de vejaciones injustas, tal y como había solicitado la Fiscalía en la vista oral. Los hechos habrían tenido lugar el día 30 de abril de 2014, cuando el juzgado del condenado se encontraba en funciones de guardia y, en un momento dado, el secretario judicial salió de su despacho y le solicitó a la funcionaria que aligerara en su labor de imprimir una seria de documentos, momento en que el secretario habría proferido la frase de la "olla exprés". Según las fuentes, esta frase fue escuchada por un abogado que se encontraba en ese momento en las dependencias judiciales, el cual declaró como testigo en el juicio de faltas celebrado la pasada semana, ratificando que el secretario judicial sí le dijo a la funcionaria la frase referida. De su lado, el secretario judicial declaró en el juicio que, el día anterior, había estado hablando con la funcionaria para recomendarle que hiciera un curso de informática por las tardes para aprender a grabar unos CD de documentos, momento en que, según su alegato, la funcionaria le respondió que por las tardes no tenía tiempo para dar cursos porque bastante tenía "con darle al botón de la olla exprés". EXPEDIENTE DISCIPLINARIO Por este motivo, y según dijo el secretario, al día siguiente usó la frase en tono jocoso, no obstante lo cual la funcionaria denunció los hechos en el juzgado de guardia, dando lugar a este proceso que ha concluido, por ahora, con una condena de 60 euros de multa al secretario por una falta de vejaciones injustas. De otro lado, y según han informado a Europa Press fuentes judiciales, el secretario de la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha abierto un expediente disciplinario al secretario por unos hechos distintos a los que han motivado su condena y ha nombrado como instructoras a dos secretarias judiciales de Sevilla. Estas dos instructoras se encargarán de tramitar el expediente y elevar una propuesta sobre el particular que puede ser de tres tipos, como son el archivo, una propuesta de sanción leve y, en tercer lugar, una propuesta de sanción grave. Según las fuentes consultadas, en los dos primeros casos sería el secretario de la Sala de Gobierno del TSJA el encargado de resolver el expediente disciplinario, mientras que si las instructoras propusieran la imposición al secretario de una sanción grave sería el Ministerio de Justicia el encargado de resolver.    

  • 1