Local

Redada contra la explotación de inmigrantes con 23 detenidos

Es la cara oculta de la imagen idílica de los adosados del Aljarafe: La Policía Nacional detuvo el pasado martes a un empresario que explotaba a inmigrantes en la construcción de viviendas en Sanlúcar la Mayor.

el 15 sep 2009 / 01:41 h.

TAGS:

Es la cara oculta de la imagen idílica de los adosados del Aljarafe: La Policía Nacional detuvo el pasado martes a un empresario que explotaba a inmigrantes en la construcción de viviendas en Sanlúcar la Mayor. La ley de Extranjería hace que los 22 trabajadores y su presunto explotador compartan destino: el calabozo.

La intervención acabó con el sueño de prosperidad de los inmigrantes detenidos por trabajar sin papeles: 18 brasileños, tres paraguayos y una empleada de hogar también de Brasil, igualmente sin documentación en regla. Los policías nacionales detuvieron también al empresario, un brasileño que responde a las iniciales A.D.S. y es residente en Portugal, por un supuesto delito contra el derecho de los trabajadores.

La investigación la lideró la brigada provincial de Extranjería y Documentación, que detectó a un brasileño en situación irregular en España. Pero al tirar del hilo se encontró a toda una plantilla en la construcción de unos adosados en este pueblo del Aljarafe, cuya ubicación no desveló la Policía Nacional.

Trabajar sin papeles significa no estar amparado por los beneficios de los empleados que cuentan con contrato, cotizaciones a la Seguridad Social, etcétera, todo un chollo para un empleador sin escrúpulos.

El trabajador investigado se desplazaba de lunes a viernes a la obra, situada en uno de los accesos del pueblo. Los investigadores comprobaron que no era el único extracomunitario. Había 20 más. Y el pasado día 11 los agentes establecieron un dispositivo de control en cooperación con la Inspección de Trabajo de Sevilla, que identificó a todos los trabajadores que se encontraban en la obra. Fueron detenidos por estar "totalmente indocumentados", según informaron ayer fuentes de la Policía Nacional en un comunicado remitido a este periódico.

La investigación expone que todos ellos habían entrado en la UE de forma fraudulenta, alegando motivos de turismo, ya que los brasileños y los paraguayos están exentos de visado cuando la razón de su llegada a España es el ocio.

El empresario fue asimismo detenido por la Policía Nacional y sancionado por la Inspección de Trabajo por estas supuestas infracciones en materia laboral. En su defensa, alegó ante la Policía Nacional que había solicitado los correspondientes permisos de trabajo para su cuadrilla de 21 albañiles en Portugal, socio como España de la UE. Pero si el continente tiene ya una moneda única y una frontera común, no ocurre lo mismo con los permisos de trabajo.

La Policía Nacional recordó ayer, cuando hizo pública la redada, que es España quien debe otorgar las autorizaciones a la empresa para contratar extranjeros y conceder a éstos los permisos de residencia y de trabajo. Como resultado de la operación también acabó detenida por trabajar sin los papeles en regla una empleada de hogar del lugar.

Los inmigrantes que trabajan en la provincia de Sevilla se concentran en la capital hispalense y su área metropolitana. De hecho, un estudio realizado en Dos Hermanas, extrapolable a falta de otras investigaciones globales al resto de la corona de Sevilla, expone que el número de extranjeros sin papeles iguala ya a los quienes tienen la documentación en regla.

No es la primera operación contra la explotación de extranjeros en el Aljarafe, si bien las más recientes todas se desarrollaron con temporeros empleados en tareas agrícolas, normalmente de países de la Europa del este, y esta vez se trata de un caso detectado en el sector de la construcción.

  • 1