Economía

REE conectará Andalucía y Portugal con una línea que sale de Guillena

En las próximas semanas el Gobierno aprobará la planificación energética española para el horizonte 2008-2016. Y en ella se contempla, por primera vez, una interconexión eléctrica de Andalucía con Portugal, que estará operativa en tres años.

el 15 sep 2009 / 05:11 h.

En las próximas semanas el Gobierno aprobará la planificación energética española para el horizonte 2008-2016. Y en ella se contempla, por primera vez, una interconexión eléctrica de Andalucía con Portugal, que estará operativa en tres años. Con esta infraestructura, REE ayudará a impulsar el Mercado Ibérico de la Electricidad (Mibel).

La comunidad andaluza se convertirá así en uno de los vínculos directos de los sistemas energéticos español y portugués, junto con Galicia. Serán los dos puntos que reforzarán el intercambio de electricidad con el país vecino, dando así un impulso necesario al conocido como Mercado Ibérico de Electricidad (Mibel) que, aunque ya funciona, todavía está lejos de cumplir los objetivos con los que nació: mejorar la calidad del servicio, al aumentar la competencia y reducir los precios.

El presidente de REE, Luis Atienza, precisó en la convocatoria previa a la junta de accionistas que celebra la compañía, que la infraestructura andaluza estará lista en el año 2011 y que, este proyecto de interconexión junto con el gallego, permitirá "más que duplicar el nivel de intercambio con Portugal" desde los 1.300 megavatios (Mw) actuales hasta alcanzar los 3.000. Su finalidad no es otra que contribuir "a un mercado ibérico sin restricciones y con un precio único todas las horas del año".

Pero ¿qué implicaciones tendrá para los consumidores este refuerzo? Lo explica el delegado de REE en Andalucía y Extremadura, Antonio Lucio-Villegas. De una parte, se logrará un funcionamiento del Mibel "sin congestiones" en la red de transporte de la electricidad y "con total libertad a nivel de mercado". Dicho de otro modo. Si hay centrales en Portugal que generan energía más barata, que puedan trasvasar esa electricidad para atender las necesidades de los consumidores españoles y viceversa. Algo que no es posible realizar ahora porque las líneas existentes no lo permiten, de ahí que sea necesario reforzar estas infraestructuras, reseñó Lucio-Villegas.

La interconexión eléctrica desde Andalucía partirá desde la subestación eléctrica de Guillena y se extenderá hasta la nueva subestación que los promotores de parques eólicos de la zona de Huelva construyen en Puebla de Guzmán (comarca del Andévalo), para evacuar la energía procedente del viento. Un tramo que podrá estar concluido el año que viene, señaló. "El trazado de la línea está ya identificado, al igual que el punto por el que atravesará la frontera". A partir de ahí, su homóloga deberá tener lista la infraestructura que corresponde a territorio portugués.

Estas infraestructuras, junto con otros proyectos de refuerzo de la red de transporte para los trenes de alta velocidad, la evacuación de generación de ciclos combinados y renovables y la interconexión de la Península con Baleares, suman más de 8.000 millones de inversión previstas por REE, aunque está a expensas de que el Gobierno apruebe la planificación energética, algo que según señaló Atienza ocurrirá "a muy corto plazo". Además, se están realizando los estudios para reforzar el intercambio eléctrico con Francia, con otra línea por el este de los Pirineos, para sumar un total de 2.800 megavatios. Así la capacidad de intercambio internacional de energía se elevará a 5.800 Mw frente a los 2.700 actuales.

REE se marca como objetivo un crecimiento anual del beneficio por acción de, al menos, el 15%, que redundará en los accionistas en la misma proporción.

  • 1