viernes, 23 agosto 2019
09:01
, última actualización
Economía

REE ultima un proyecto pionero para almacenar electricidad en Carmona

Una batería de ión-litio, equivalente a las de 660.000 ‘smartphone’, sirve como banco de pruebas.

el 26 feb 2015 / 09:00 h.

TAGS:

bin_34081249_con_16759415 Red Eléctrica de España, gestor de la red de transporte del sistema eléctrico, ha elegido el municipio sevillano de Carmona para ubicar uno de sus proyectos de innovación más ambiciosos: estudiar y probar las posibilidades y capacidades del primer sistema de almacenamiento electroquímico de energía de Europa conectado a la red de transporte. Este proyecto pionero, denominado Almacena y que REE presentará en las próximas semanas, consiste en una batería similar a la de cualquier smartphone –aunque su capacidad equivale a las baterías de 600.000 de estos dispositivos–, y su megavatio de potencia y su capacidad de tres megavatios/hora hacen que sea capaz de almacenar la energía equivalente a la demanda simultánea de 300 hogares. Una pila gigante que puede proporcionar la energía para mantener encendidas 55.000 bombillas de 18 vatios durante tres horas. Servirá así a la compañía como banco de pruebas y de experimentación para comprobar y definir los parámetros en los que se puede almacenar electricidad, además de hacer las evaluaciones técnicas y económicas de las capacidades que ofrece esta tecnología. El objetivo es aprovechar la energía que a veces no puede absorberse por la falta de demanda en el instante en que se genera, esto es, guardar electricidad en los momentos valle de menor actividad industrial y consumo, que coincide con la noche, y poder utilizarla según lo requiera el sistema. Esto «ofrecerá la posibilidad de reducir la dependencia que tiene el sistema eléctrico actual de los combustibles fósiles, y aumentará la sostenibilidad del sistema además de incrementar la garantía del suministro eléctrico». ¿Por qué? Entre otros motivos porque podría ayudar a mantener su estabilidad a la hora de integrar la energía procedente de fuentes renovables, que cada vez adquiere mayor peso como generadora de electricidad, absorbiendo o vertiendo energía, según las circunstancias. El proyecto, compuesto por una batería de ión-litio que se instaló a finales de 2013 en un contenedor de 16 metros de largo que contiene 30 racks de celdas prismáticas y 704 módulos donde se almacena la energía, está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional Feder, y es uno de los proyectos que REE desarrolla en materia de I+D+I. Con los datos obtenidos de los sistemas de control de red y de control de la batería, se obtendrá información para poder analizar los diferentes usos y aplicaciones que puede presentar el sistema de almacenamiento electroquímico en un futuro y tener este análisis como referencia de su comportamiento futuro. La compañía justifica esta necesidad de buscar soluciones de almacenamiento en el propósito de conseguir un sistema eléctrico más «flexible, sostenible y fiable» en aras del nuevo modelo energético en el que primarán las energías verdes. Cobertura de la demanda Según los datos ofrecidos ayer por REE, la cobertura de la demanda anual de energía eléctrica en la península procede de fuentes renovables en un 42,8 por ciento, mientras que el 35,2 por ciento se cubre mediante la generación de combustibles fósiles –capítulo en el que se incluye la cogeneración– y el 22 por ciento restante procede de la energía nuclear. Además, apunta el gestor del sistema de transporte, hay previsto un fuerte incremento de la generación renovable, con la incorporación al sistema de 160 MW eólicos y otros 160 fotovoltaicos. Refuerzo de la red en Sevilla capital y la zona oriental REE presentó ayer el plan estratégico de la compañía para los próximos cinco años (2015-2019), un documento que fija las prioridades de inversión de REE para mejorar la calidad y seguridad del suministro eléctrico, pero cuyas actuaciones no son vinculantes, ya que es el Gobierno, en Consejo de Ministros, el que tiene que aprobar la planificación energética definitiva para ese mismo horizonte. Ésa será la planificación que comprometerá las inversiones de REE del próximo lustro y que está previsto que se apruebe «a finales de este trimestre o principios del próximo», según la estimación que barajan fuentes de la compañía, una vez que ya se ha cerrado el proceso de alegaciones por parte de las comunidades autónomas. En este sentido, Andalucía ya se pronunció el pasado mes de noviembre en contra de los recursos destinados a la región, que cifró en 361 millones para el periodo 2015-2020, una cuantía entre 290 y 461 millones inferior a la que la Consejería de Economía e Innovación considera que le corresponde a la comunidad. A la espera de conocer esos proyectos al detalle y con partidas de inversión concretas, REE apunta como estratégicas en la línea de mejorar la seguridad del sistema en Andalucía actuaciones orientadas al refuerzo de la red de 220 kilovoltios de Sevilla capital, así como el refuerzo de la red en Andalucía oriental y la interconexión de la Península con Ceuta, según recoge el plan estratégico de la compañía. En el documento, recuerda que Plan de REE 2014-2019 recoge una inversión media de 515 millones de euros y puestas en servicio por valor de 600 millones.

  • 1