Local

Reencuentro con la Patrona antes de su traslado al Sagrario

Mañana, al acabar la procesión, la Virgen de los Reyes se traslada a su nueva casa durante 8 meses

el 13 ago 2011 / 18:07 h.

TAGS:

La cita es mañana a las 8.00 horas. En el primer templo metropolitano ya se ha iniciado la cuenta atrás para que la Virgen de los Reyes regale un año más su candorosa sonrisa gótica a los sevillanos. Este año el manto elegido para la salida procesional es el rojo, obra del siglo XIX, que donase la infanta María Luisa Fernanda de Borbón, duquesa de Montpensier, en 1851. Con cuidada guardilla y salpicado de flores de sabor barroco, el rojo es uno de los cinco mantos que alterna cíclicamente la imagen de la Patrona en sus salidas procesionales.


Pero antes de que la imagen fernandina recorra en procesión las gradas bajas de la Catedral, la nave del crucero albergará esta tarde, a las 20.30 horas, el último día de la novena en honor de la Virgen, culto para el que la Patrona aparecerá ya engalanada con el manto y los atributos que lucirá mañana durante la secular procesión de tercias por el entorno del primer templo metropolitano. De ello se habrán ocupado las peculiares camareras de la Virgen, las Hermanas de la Cruz, que en una ceremonia íntima cambiarán a primera hora de esta tarde el atuendo que ha lucido la Patrona durante la novena por el que vestirá mañana.


La actividad en el interior de la Catedral se iniciará mañana bien temprano ya que, aunque la salida de la Virgen no se produce hasta las 8.00 horas, en su interior se celebrarán varias misas ante el paso de la Patrona a las 5.30, a las 6.00 y a las 6.30 horas. A ellas suelen acudir los centenares de peregrinos que aún mantienen la tradición de acudir andando de madrugada hasta la Catedral desde los pueblos limítrofes a la capital.


La nueva corporación municipal -es la primera participación de Zoido como alcalde- saldrá a las 7.30 horas desde la puerta del Ayuntamiento para asistir bajo mazas a la procesión y a la posterior misa estacional que presidirá el arzobispo Asenjo, quien por cierto este año ha presidido casi todos los días de la novena en honor a la Virgen.


La principal novedad de este año, recalca el presidente de la Asociación de Fieles de la Virgen de los Reyes y San Fernando, Antonio Ramos, se producirá al término de la procesión, toda vez que las obras de restauración que se llevan a cabo desde el pasado día 8 en la Capilla Real obligan a trasladar a la Patrona a la parroquia del Sagrario, templo que se convertirá en su casa provisional durante ocho largos meses.


De este modo, una vez que se desaloje la Catedral de público tras la misa estacional, la Virgen será trasladada de manera privada por sus costaleros hasta la vecina parroquia del Sagrario, ceremonia para la que se hace imprescindible el desmontaje del paso de tumbilla de la Patrona. Ya en la mañana del 16 de agosto, la Virgen volverá a exponerse al culto para la celebración de la octava, que transcurrirá a diario hasta el 22 de agosto a las 8.30 horas. No es la primera vez que la Virgen de los Reyes se traslada al Sagrario, donde ya estuvo en 1992. La novedad es que para esta ocasión se ha construido una "plataforma provisional" para que el paso de la Virgen ocupe la parte central del presbiterio del templo.

  • 1