Local

Regresan a casa 76 de las 92 familias evacuadas por el fuego

Más de 200 personas desalojadas por un incendio de su piso en San Juan de Aznalfarache el 19 de abril comenzaron ayer a volver a sus hogares. Se trata de 76 de las 92 familias desalojadas, ya que los inquilinos de las viviendas más afectadas deberán esperar todavía sin una fecha clara para el retorno.

el 16 sep 2009 / 02:06 h.

TAGS:

Más de 200 personas desalojadas por un incendio de su piso en San Juan de Aznalfarache el 19 de abril comenzaron ayer a volver a sus hogares. Se trata de 76 de las 92 familias desalojadas, ya que los inquilinos de las viviendas más afectadas deberán esperar todavía sin una fecha clara para el retorno.

Así, los residentes en las puertas E y F del enorme edificio de apartamentos del número 1 de la avenida de Palomares quedan excluidos de una medida que ayer acogió con alborozo el presidente de la comunidad de propietarios, Rafael Mejías: "Volveré esta misma noche [por ayer] tras una semana de sentirme impotente". Este vecino indicó que las compañías de seguros "no nos dan demasiados problemas".

Otra residente, Martina Soto (4o A) expresaba así su contento: "Hemos vuelto, he encontrado el piso bien, no hay desperfectos, no falta nada, y le doy gracias a Dios porque hemos salido todos vivos. Le he cogido miedo al bloque, pero espero que esos nervios se me vayan con el tiempo".

Los vecinos pudieron emprender el retorno desde las 17.30 horas de ayer, una vez el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache tuvo en su poder el certificado de seguridad del edificio que han emitido las empresas especializadas que lo han revisado, Codexsa y Vorsevi, indicaron fuentes municipales.

Éstas añadieron que el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache ha contactado por teléfono con todas las 76 familias que ya pueden regresar, mientras que entregaba una copia del certificado de seguridad a la comunidad de propietarios del inmueble.

Sin embargo, las 16 familias que quedan todavía desalojadas deberán permanecer reubicadas en el hotel Alcora -en el mismo término de San Juan- a la espera de que sus compañías de seguros les ofrezcan una alternativa. El lunes comenzarán las negociaciones entre los vecinos y las aseguradoras.

El incendio, que se inició pasadas las cinco de la tarde del 19 de abril en el piso 2o E, causó daños estructurales en las vigas por el tremendo calor que se generó. Por ello el lunes también comenzarán los trabajos para reparar la zona más afectada, aunque sin fecha de finalización de los trabajos prevista, indicó el presidente de los vecinos.

En el inmueble habitan muchos inmigrantes y sanjuaneros de clase trabajadora. El incendio ha trastocado sus rutinas, les ha dificultado acudir a trabajar e incluso los primeros días, después de haber sido evacuados con lo puesto, algunos tuvieron hasta dificultades para alimentarse al haber escapado sin siquiera unas monedas encima.

Tras ocuparse de su alojamiento y manutención el Ayuntamiento sanjuanero, toca ahora volver a casa y repasar los desperfectos, pocos en la mayoría de las viviendas, graves en los pisos en los que aún no se permite la vuelta. Pero en alguna ocasión con sorpresas desagradables, como la que se encontró ayer Mónica Astárida, vecina del 2o D: "los bomberos tuvieron que romper el tabique que sujeta la puerta para apagar las llamas del piso vecino, y así me la he encontrado, desencajada e inservible".

Esta vecina tiene miedo de que algún drogadicto que merodee por el edificio entre en su casa gracias a este agujero, y pide ayuda al presidente de la comunidad y al alcalde, Juan Ramón Troncoso (PSOE).

  • 1