Deportes

Regresó el coraje a Nervión

El equipo nervionese apeló al coraje cuando más difícil lo tenía.

el 15 dic 2010 / 23:57 h.

El regreso al once de Luis Fabiano fue la novedad más significativa del equipo que dispuso Manzano para jugarse la vida en Europa. También llamó la atención la disposición de la defensa, sobre todo porque Cáceres empezó desde el banquillo. El lateral zurdo fue ocupado por Dabo, que aunque en un principio se vio superado por Blaszczykowski, a lo largo de los minutos se afianzó en el puesto y aportó en ataque con sus subidas por la banda. El inicio del choque no fue nada halagüeño para la afición de Nervión, después del primer gol de los alemanes, se temía que regresara el equipo apocado y pusilánime que se estaba viendo en los últimos compromisos. Pero a partir del cuarto de hora el Sevilla se vino arriba y firmó algunos de sus mejores minutos de la temporada, algo faltos de fútbol de calidad, pero con un derroche de ganas que hacía mucho tiempo que no se veía. El segundo gol alemán nada más empezar la segunda mitad fue el ingrediente que faltaba para que la clasificación se convirtiera en épica. El Dortmund, más por posesión que por ocasiones, embotelló a los locales atrás y Manzano entendió que era más importante defender que atacar. Así, el equipo acabó con Fazio en el centro del campo y Konko como interior derecho por delante de Cáceres. Sirvió, y el Sevilla estará en el bombo.

  • 1