martes, 13 noviembre 2018
05:22
, última actualización
Local

Reino Unido se queda aislado en su rechazo al nuevo Tratado

El resto de Estados miembros de la UE, incluidos Hungría, República Checa y Suecia, ha expresado en las últimas horas su disposición a sumarse al pacto.

el 09 dic 2011 / 14:15 h.

TAGS:

David Cameron conversa con Barroso.
El primer ministro británico, David Cameron, se ha quedado aislado este viernes en su rechazo al nuevo Tratado que prepara la eurozona para endurecer la disciplina fiscal. El resto de Estados miembros de la UE, incluidos Hungría, República Checa y Suecia, ha expresado en las últimas horas su disposición a sumarse al pacto tras consultar a sus parlamentos.


"Los jefes de Estado o de Gobierno de Bulgaria, República Checa, Dinamarca, Hungría, Letonia, Lituania, Polonia, Rumanía y Suecia han indicado la posibilidad de formar parte de este proceso tras consultar con sus parlamentos cuando sea apropiado", asegura la declaración final adoptada al término del Consejo Europeo.

Cameron ha vetado una reforma de los Tratados a Veintisiete tras la negativa del resto de líderes europeos a otorgarle las garantías que reclamaba para eximir a la City de Londres de la regulación financiera de la UE.

LONDRES VE SUS EXIGENCIAS "RAZONABLES"
Por su parte, el viceprimer ministro británico, Nick Clegg, ha considerado este viernes que las exigencias planteadas por Reino Unido para participar en la unión fiscal que propugnan Francia y Alemania son "modestas y razonables" y ha asegurado que existe unidad en el coalición gubernamental en esta cuestión.

"Las demandas que Reino Unido ha hecho de salvaguardas, en las que el Gobierno de coalición está unido, fueron modestas y razonables. Se trató de salvaguardas para el mercado único, no para Reino Unido", ha subrayado el líder del partido Liberal Demócrata, mucho más pro-europeo que su socio de coalición, el Partido Conservador.

"No hubo ninguna petición de devolución de poderes de la UE a Reino Unido y ninguna demanda de una separación unilateral de los servicios financieros de Reino Unido", ha añadido, después de que Londres decidiera no respaldar la propuesta de reformar los tratados de la UE.

"Durante meses he dicho que sería mejor evitar debates crípticos sobre la reforma del tratado y si teníamos que seguir adelante, sería mejor hacerlo de manera que no generara divisiones en Europa", ha agregado el viceprimer ministro.

Por su parte, el exministro de Exteriores laborista David Miliband ha considerado este viernes que la actuación del primer ministro británico, David Cameron, en Bruselas ha demostrado "debilidad, no fuerza". En su cuenta en Twitter, Miliband ha opinado que "Reino Unido ha saltado a un barco de remos con Hugría frente a un 'supertanquero' de 25 países. Eso es debilidad, no fuerza".

 

  • 1