Local

Reivindación a dos ruedas

Ni los kilómetros ni la amenaza de lluvia impidieron que ciclistas de toda la Gran Sevilla estuvieran ayer en el XI Día Metropolitano de la Bicicleta. El punto de encuentro fue en el Parque del Alamillo, en la capital, donde aprovecharon para reivindicar una red de carriles que conecte la corona.

el 15 sep 2009 / 03:29 h.

TAGS:

Ni los kilómetros ni la amenaza de lluvia impidieron que ciclistas de toda la Gran Sevilla estuvieran ayer en el XI Día Metropolitano de la Bicicleta. El punto de encuentro fue en el Parque del Alamillo, en la capital, donde aprovecharon para reivindicar una red de carriles que conecte la corona.

Aunque el agua acabó empañando la concentración a primera hora de la tarde, los amantes de la bicicleta vivieron ayer una jornada de fiesta que la recién constituida Plataforma Carril Bici Metropolitano aprovechó para dar a conocer todas sus reivindicaciones. Según las organización, fueron alrededor de 2.000 ciclistas de hasta 22 municipios los que se dieron cita desde la una de la tarde en el Alamillo.

La marcha, promovida por la plataforma metropolitana -que aglutina a 18 colectivos entre ecologistas y asociaciones ciclistas- dio comienzo a primera hora de la mañana en distintos puntos de Sevilla y su área metropolitana. Aunque en un primer momento se había anulado la convocatoria de algunos pueblos por la amenaza de lluvia, finalmente, el tiempo dio un respiro y asistieron representantes de todos ellos.

Durante la lectura de un manifiesto, la plataforma reiteró sus reivindicaciones por una movilidad sostenible en el área metropolitana con esta red de carriles, así como la mejora de las infraestructuras con las que ya cuentan los ciclistas o el fomento de un transporte público intermodal que permita combinar autobús y tren con bicicleta.

La jornada, aunque reivindicativa, tuvo un hueco también para la diversión. En familia, en pareja o solos, los ciclistas no escatimaron en imaginación y fueron muchos los que lucieron un atuendo especial para la ocasión. Y es que el objetivo no era otro que vivir una jornada de convivencia en la que tampoco faltaron ni la música ni la poesía.

Ricardo Márquez, portavoz de la asociación A contramano, se mostró "muy satisfecho" con el desarrollo de la convocatoria antes de emprender el regreso a casa, que fue escalonado, en torno a las dos de la tarde, por lo que muchos no pudieron evitar ser sorprendidos por el agua que cayó sobre la capital a esa hora.

Los ciclistas que participaron ayer en la marcha procedían de municipios como La Algaba, Salteras, Castilleja de Guzmán, Camas, Sanlúcar la Mayor, Espartinas, Gines, Castilleja de la Cuesta, Bormujos, Tomares, Almensilla, Mairena del Aljarafe, San Juan de Aznalfarache, o Los Palacios y Villafranca, entre otros.

  • 1