lunes, 25 marzo 2019
23:27
, última actualización
Economía

Renault inicia en Sevilla la fabricación de la caja JS3

Es la primera robotizada que elaborará la planta sevillana para el grupo francés.

el 15 jul 2014 / 13:57 h.

TAGS:

La factoría de Renault en San Jerónimo ha obtenido el acuerdo de fabricación para producir en serie la caja de velocidades JS3, la primera caja robotizada que fabricará la planta sevillana para el Grupo Renault. Se trata de una caja de cinco velocidades realizada sobre la base de la caja manual JHQ, que emplea la tecnología electrónica denominada Automatic Manual Transmission (AMT)«que comanda el paso de velocidades, lo cual hace que el cliente perciba la caja como una automática». La llegada de la JS3, que permite a la planta de Sevilla abrirse paso en un nuevo mercado, además de ampliar la actividad y diversificar su producción, se montará inicialmente en vehículos de la marca Dacia, en concreto, en los modelos Logan y Sandero, informó ayer la multinacional del rombo en una nota. Actualmente la factoría sevillana fabrica la caja de seis velocidades TL4 (primera caja de cambios para la alianza Renault-Nissan), las cajas de cinco velocidades de la familia J (modelos JB, JH, JHBase y JHQ) y, desde hace poco más de un mes, la caja JE3 (concebida para un grupo motopropulsor trasero). La diversidad de los clientes, puesto que estas cajas tendrán como destino las factorías de Curitiba (Brasil), de Togliati (Rusia) y Pitesti (Rumanía), ha supuesto igualmente un «desafío». Precisamente para asegurar la calidad del producto en destinos tan dispares, se han realizado ensayos con esta caja en condiciones extremas de calor, frío y altitud. Asimismo, se ha testado para diferentes usos de combustible como el etanol, muy utilizado en Brasil. Imagen-02familia-Renault-cvAsí, el departamento de Ingeniería de Producción de la planta y los equipos de Fábrica han trabajado conjuntamente para poner en marcha dos nuevas líneas. Por un lado, una de montaje para ensamblar los nuevos elementos de esta caja y otra de cárteres que permitirá producir 90.000 unidades al año de este modelo. Asimismo, la compañía indicó que se han realizado adaptaciones sobre las líneas existentes para modificar los engranajes, lo que permitirá una importante mejora en la calidad percibida por parte del cliente en el cambio de velocidades, de manera que éste «tendrá prácticamente la sensación de llevar una caja automática en el vehículo». A lo largo de todo el proyecto, los equipos han priorizado reutilizar al máximo las instalaciones para lograr una notable economía en su industralización. Alfonso García-Agúndez, director de la factoría de Sevilla, que ha asumido recientemente esta responsabilidad, aprovechó el arranque de fabricación de esta nueva caja para felicitar a todos los empleados por el buen trabajo realizado. «La factoría de Sevilla produce el 30 por ciento de las necesidades del Grupo. Gracias a vuestras competencias, el alto nivel de performance de la planta, y a la capacidad de adaptación de nuestros productos a la diversidad de los clientes, estamos creciendo. Debemos continuar en esta línea», remarcó. balance de 2013. La factoría de cajas de velocidades de Sevilla disminuyó sensiblemente su producción al cierre de 2013 para adaptarla a la demanda mundial, a la que destina –a través de ventas exteriores– más del 80 por ciento de sus cajas de velocidades. Así, y según la información proporcionada por la compañía tras la celebración de su junta de accionistas, en Sevilla se fabricaron un total de 789.458 cajas de cambios en 2013, equivalente al 30 por ciento de la producción de cajas de velocidades del conjunto del grupo automovilístico.

  • 1