Economía

Renault otorga a Valladolid dos versiones de un motor

La firma del rombo muestra su apoyo a las plantas españolas con carga de trabajo.

el 21 mar 2011 / 20:39 h.

Jean Pierre Laurent junto a Juan Vicente Herrera, ayer.

La fábrica de Motores de Renault en Valladolid fabricará dos versiones diferentes del nuevo motor H5 -previsto en el plan industrial de la multinacional francesa para sus plantas españolas-, uno de cuatro cilindros y otro de tres, según anunció ayer el presidente de Renault España, Jean Pierre Laurent, durante su visita a la factoría.

Tras recordar que el motor H5 en su versión de cuatro cilindros estaba incluido en el citado plan industrial que Renault firmó con el Gobierno central y con la Junta con una previsión de fabricación de 150.000 unidades, Laurent avanzó la adjudicación también de la versión tres cilindros con unas emisiones por debajo de los 100 gramos de CO2 y con un consumo de menos de cuatro litros a los cien kilómetros.

Aún es pronto para calibrar si la factoría de cajas de cambios de San Jerónimo puede beneficiarse de este aumento de carga de trabajo en Valladolid. Antes, hay que conocer qué tipo de caja de velocidades incorporarán las nuevas versiones y si la planta sevillana puede adaptar alguna de las familias que produce para pujar por su fabricación. Cabe recordar que en el seno de Renault la política es promover la competición interna para mejorar en eficiencia y productividad.

Según recordó Laurent, el motor H5 será un propulsor de gasolina, turbo, de "muy bajo consumo y emisiones" -inferior a los 120 gramos de CO2- y con una potencia "muy buena". Además y según reseñó, todo apunta a que se podrán triplicar las previsiones iniciales de fabricación.

Otro de los objetivos de la planta de Motores de Renault en Valladolid es equiparar en un futuro las producciones de los propulsores diésel y gasolina con el objetivo de garantizar medidas de flexibilidad para hacer frente a la demanda y poder triplicar así los volúmenes de producción pactados en el plan industrial hace dos años.

Para Laurent, estas adjudicaciones son un sinónimo de "dinamismo e innovación" de una fábrica que "tiene el futuro garantizado" con las nuevas versiones comprometidas del H5 y con la evolución del motor diésel K9K que se ensambla en la actualidad y que ha alcanzado ya las versiones cinco y seis.

Según los datos aportados por el presidente de Renault España, la fábrica de Motores de Valladolid alcanzó un volumen de fabricación en 2010 de 1.038.000 unidades, un 25% más que en 2009, aunque las previsiones para 2011 pasan por fabricar un 20% más, hasta alcanzar los 1,2 millones de motores.

Laurent situó esta planta vallisoletana como una "fábrica estratégica" tanto en España como en el mundo al representar un 40% de los motores que fabrica la multinacional francesa en todo el mundo, con 5.200 unidades al día, exportaciones a 15 países y trabajo para 20 fábricas de la alianza Renault-Nissan, logros a los que ha sumado los acuerdos suscritos con Daimler para servir motores de la gama Mercedes, lo que representa además un "sinónimo de alta calidad".

Por su parte, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, se referió a esta factoría como "el motor y el alma" del proyecto de Renault en la comunidad y en España, con especial atención a los 320 empleos generados 2010, "fundamentalmente joven y cualificado".

Para Herrera, los nuevos planes industriales de Renault son ahora una oportunidad de futuro, cuando hace dos años suponían "un reto de supervivencia", lo que le ha llevado a afirmar que no hay que tener miedo al futuro y que hay que apostar por la competitividad y por la productividad para que los trabajadores de la fábrica sigan siendo "los mejores" dentro de un grupo mundial que, según admitió, podría haber desarrollado sus productos en otras plantas pero que ha seguido apostando por Valladolid.

Advirtió de que ni el Gobierno ni la empresa pueden vivir dormidos en el futuro e insistió en que "hay que apostar por la competitividad, por la mejor formación de los equipos y los trabajadores, la innovación y la apertura al exterior". Renault, añadió, es un ejemplo de que de esta crisis "vamos a salir más fortalecidos, con más empleo y con más producción y productividad".

  • 1