Deportes

Reo Coker y Carlo Sánchez, en la recámara del Sevilla

Los dos son centrocampistas y acaban contrato en junio con el Aston Villa y el Valenciennes.

el 04 abr 2011 / 21:07 h.

El Sevilla pretende reforzar su centro del campo para la próxima temporada con hasta dos nuevos jugadores. Por un lado, la llegada de Piotr Trochowski está perfilada, ya hay un preacuerdo entre las partes y su oficialización debe ser solo cuestión de tiempo. El otro objetivo, también avanzado, es el jugador galo del Lorient Amalfitano, que también acaba contrato en junio y que es del gusto de la dirección deportiva nervionense. Pero en la agenda sevillista hay otros futbolistas que actúan como mediocentro en la recámara cuyas negociaciones podrían activarse en el caso de que, por ejemplo, la opción de Amalfitano no se consumara.

Ayer en Francia, en el primer caso, se hacían eco del interés del Sevilla, entre otros equipos, por el joven internacional colombiano Carlos Sánchez. El periódico galo La Voix du Nord aseguraba que los nervionenses estaban interesados en él, que además reúne una característica inexcusable para Monchi, acaba contrato. Sánchez, de 25 años, internacional con su selección y de corte defensivo, juega en el Valenciennes, adonde llegó procedente del River Plate uruguayo. Su continuidad en el conjunto francés está fuera de toda duda y además no está falto de gol.  El citado periódico francés lo coloca en la agenda de varios equipos, además del Sevilla como el Valencia, el Villarreal, el PSG y el Olympiacos.

El segundo centrocampista al que colocaban ayer en la órbita sevillista es Nigel Reo-Coker, jugador del Aston Villa que también acaba contrato el próximo mes de junio con su equipo. En este caso era el periódico The Mirror el que aseguraba que los hispalenses andan interesados en el internacional inglés sub 21. El británico, que se formó en el Wimbledon, del que pasó al West Ham y luego al Aston Villa, ha tenido igualmente un alto porcentaje de continuidad con los villanos. También tiene un corte defensivo y más agresivo y a sus 26 años también parece que quiere cambiar de aires, dejar la Premier y embarcarse en una aventura en el extranjero.

En su día, el conjunto de Birmingham pagó 7,5 millones de libras por él, cerca de nueve millones de euros, pero el club y el futbolista no han llegado a ningún acuerdo para cerrar su renovación. Su representante, Tony Finnigan, declaró al mismo diario que no descartan la renovación y que mantendrán los contactos hasta el final de la temporada, si bien recordó que “al ser un jugador comunitario, hay un montón de clubes extranjeros interesados”, entre los que están el Sevilla, el Nápoles, la Juventus y la Roma.

De una forma u otra, el Sevilla tiene bien marcados sus objetivos hasta el momento y pretende tener la plantilla del próximo proyecto en gran parte configurada antes incluso de que comience la pretemporada. Si no surgen las primeras opciones, hay otras en la recámara.

  • 1