Local

Reparos a destiempo al tranvía de Alcalá

El claustro de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla del pasado siete de mayo analizó el impacto que supondrá el paso por sus instalaciones del tranvía que unirá Alcalá de Guadaíra con la línea 1 del Metro de Sevilla.

el 16 sep 2009 / 03:19 h.

El claustro de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla del pasado siete de mayo analizó el impacto que supondrá el paso por sus instalaciones del tranvía que unirá Alcalá de Guadaíra con la línea 1 del Metro de Sevilla. Su conclusión fue negativa para los intereses de un servicio que dará cobertura a unos 80.000 usuarios y se basa en el impacto medioambiental de la obra sobre especies vegetales que florecen en los terrenos de la Olavide y en la escasa rentabilidad que les ofrece una línea que discurre sobre un suelo que carece de perspectivas de ser utilizado en el futuro por la comunidad universitaria. Ambas objeciones son legítimas, pero no se ponen sobre la mesa en el momento procedimental oportuno. Los trabajos en el tramo que atraviesa el casco urbano de Alcalá ya se han iniciado y a finales de este mes se adjudican las obras en el tramo que atraviesa la Olavide y conecta con el suburbano, por cuya concesión pujan 27 empresas. Por sentido común y por una mera cuestión de procedimiento administrativo, no parece lógico que un proyecto que se encuentra en una fase de gestación tan avanzada se vaya a modificar de pronto porque una institución insista en mostrar sus reticencias, y así se lo vaya a expresar a la Administración responsable de la obra. En su día, la UPO y Dos Hermanas consiguieron que se introdujeran modificaciones en el recorrido de la línea 1 del Metro de Sevilla para ampliar el servicio que prestaría este nuevo medio de transporte. Pero lo hicieron cuando correspondía, en unas fechas en las que el itinerario del Metro aún estaba siendo debatido. Este caso es distinto. El proyecto tranviario de Alcalá ha contado con su preceptivo periodo de alegaciones, en el que ya la Olavide alegó sin éxito contra el proyecto. Cambiarlo ahora, cuando está ya en marcha, requeriría de una razón de fuerza mayor que, a salvo de lo que explique la institución universitaria, en este caso no parece estar fundada.

  • 1