Local

Reporteros Sin Frontera condena la prohibición de periodistas españoles en Aaiún

el 12 nov 2010 / 19:11 h.

TAGS:

Reporteros sin Fronteras (RSF) ha condenado firmemente este viernes las restricciones que pesan sobre los periodistas extranjeros y los corresponsales españoles a la hora de acceder al campamento de protesta saharaui en El Aaiún.

Reporteros sin Fronteras solicita que el reino alauí "enfrente sus responsabilidades" y "permita que los periodistas realicen su trabajo".

Por ello, en su comunicado hecho público en su web, Reporteros sin Fronteras "condena firmemente el bloqueo al acceso a la información que padecen los periodistas extranjeros y el encarnizamiento del que son víctimas los corresponsales españoles" y "llama a las autoridades de Rabat a poner fin a la censura sobre los acontecimientos en el campamento de El Aaiún".

Reporteros denuncia además la retirada de la acreditación al corresponsal del diario 'ABC' y de la radiodifusora española RNE, Luis de Vega por, según Rabat, "prácticas de animosidad y falsificación de los hechos".

En este sentido, RSF considera que la suspensión de la acreditación de periodista fue realizada "sin ninguna advertencia de las autoridades responsables" y lamenta que "ninguna autoridad judicial fue solicitada para que fueran verificados los hechos alegados" contra Luis de Vega. De igual modo, la ONG percibe que la expulsión del corresponsal de 'ABC' se enmarca dentro de una "avalancha de decisiones administrativas que no van sino en el sentido de un endurecimiento de las relaciones entre Marruecos y España".

Asimismo, RSF recuerda que otros tres periodistas de la cadena española SER, Angels Barceló, directora del programa Hora 25, así como el periodista Nicolás Castellano y su colaborador Angel Cabrera, fueron expulsados por la fuerza el 12 de noviembre de 2010, tras "haber logrado visitar legalmente" El Aaiún el 11 de noviembre de 2010.

En última instancia, la organización indica que el corresponsal John Thorne, del periódico 'The National', de Emiratos Arabes Unidos, y un delegado marroquí de la ONG Human Rights Watch, fueron atacados por la Policía de Marruecos al ser confundidos con periodistas españoles. En particular, el primero fue "tirado al suelo, insultado y golpeado con palos durante media hora".

  • 1