Local

Rescatados por la Royal Navy

Parte desde Santander un buque de la Armada británica hacia Reino Unido con 550 militares y 250 civiles que habían quedado atrapados por la falta de vuelos.

el 20 abr 2010 / 20:06 h.

TAGS:

El buque Albion de la Armada Británica partió ayer desde Santander rumbo a Inglaterra con 550 militares y unos 250 civiles ingleses a bordo, que no pudieron regresar a su país en avión por las restricciones en el espacio aéreo europeo derivadas de la nube de ceniza volcánica. El buque, de 22.000 toneladas y 176 metros de eslora, atracó a las 7.50 horas en el Puerto de Santander.

Procedentes de Afganistán, los militares llegaron a la una de la madrugada a Santander, en un sólo convoy desde Zaragoza, y pasaron la noche en las instalaciones portuarias. Desde las siete de la mañana fueron embarcando en el Albion los soldados y también los civiles, que llegaron en cinco autobuses y pasaron la noche en el aparcamiento de los Campos de Sport del Sardinero.

En las instalaciones portuarias cántabras se encontraba, entre otros, un grupo de unos diez niños y 13 padres, originarios de Manchester, que se trasladaron a Santander en dos taxis y una furgoneta alquilada desde Nigrán (Pontevedra), donde se encontraban pasando unos días en un intercambio escolar. La madre de uno de ellos explicó que se habían puesto en contacto con el consulado para su repatriación.

Por su parte, Fernando Fernández Loureiro, uno de los taxistas que participó en el traslado, señaló que les hizo un precio especial: "600 kilómetros, 600 euros", porque, en su caso, es padre de un menor que participa en el intercambio escolar. "A ellos los recoge el Ejército británico, a ver si el nuestro lo haría por nosotros si nos quedásemos tirados", declaró.

Pero el estado de ánimo en los muelles oscilaba entre el desánimo y la indignación para un centenar de personas que llevaban días retenidas y que hacían cola por un billete de ferry o se apiñaban ante el Albion, sin poder embarcar en el buque por falta de espacio suficiente.

Así las cosas, un nuevo crucero de lujo, el Celebrity Eclipse, de 122.000 toneladas, tuvo que aplazar un viaje inaugural de recreo para dirigirse desde Southampton a Bilbao, donde recogerá a unos 2.000 británicos que necesitan volver cuanto antes a su país. El barco llega hoy a España y estará de regreso a última hora del viernes y ha sido fletado por operadores turísticos para llevar a casa a sus clientes.

Mientras tanto, España sigue operando como "entrada de Europa", como anunció el ministro de Fomento, José Blanco. Las compañías aéreas han realizado 154 vuelos especiales, la mayor parte para traer a la Península a ciudadanos europeos que se encontraban atrapados.

  • 1