lunes, 10 diciembre 2018
11:58
, última actualización
Local

Restos de historia en las paredes

De todo se puede hacer un juego y la avenida Luis Montoto abarca diez de las estaciones de un antiguo Vía Crucis, ¡encuéntralas!

el 25 oct 2014 / 08:43 h.

TAGS:

templete El pensamiento más razonable al ver un azulejo de Jesús con la Cruz a cuestas en la fachada de un edificio sería pensar que el anterior, el siguiente y los otros deben estar por algún lado. Al igual que oír no es lo mismo que escuchar, ver no es igual que observar. Esta ciudad guarda en cada rincón una historia y los sevillanos las hacemos perdurar en el tiempo, porque nos encanta contar cuántas historietas sabemos a los que vienen por debajo o a aquellas personas que no conocen tan a fondo la ciudad de Sevilla. Como decíamos al inicio de estas líneas, ver no es lo mismo que observar y solo los inquietos llegan a averiguar las historias que hay por ejemplo detrás de cada azulejo de la ciudad ¡que no son pocos! Hay azulejos que esconden una historia en común como es el caso de mosaicos que se pueden encontrar desde la Casa de Pilatos hasta la Cruz del Campo que está situada en la avenida de Luis Montoto y representa, como muchos sabrán, un antiguo viacrucis que se realizaba en tiempos de Don Fadrique Enríquez de Rivera, gran devoto de todo cuanto rodeaba la santidad, desde que en la Cuaresma del año 1521 instaurara la celebración del Santo viacrucis por las calles de Sevilla. No será un descubrimiento para muchos, pero sí para otros y como conocer cosas nuevas siempre es divertido podemos realizar el recorrido juntos y así el que no se haya fijado hasta ahora, podrá entretenerse cuando pasee por la avenida. En la Plaza de Pilatos se encuentra la salida de un recorrido que supuestamente tiene 997 metros o lo que es lo mismo los 1.321 pasos que había desde el Pretorio de Pilatos al Monte Calvario y recorre cada una de las estaciones representadas en los azulejos situados en las distintas fachadas de la acera izquierda (en dirección a Luis Montoto). Las cuatro primeras se encuentran en el tramo que va desde la Casa de Pilatos hasta el cruce con la calle Recaredo, a lo largo de la calle San Esteban. Una vez que comienza la avenida de Luis Montoto puede verse la quinta estación pasando el cruce con la calle José María Moreno Galván, frente a los Caños de Carmona. No tenemos que estar alerta porque el sexto lo podremos encontrar sin perdida en la fachada de la Iglesia de San Benito. Continuamos el recorrido hasta pasar el cruce con la avenida de la Buhaira y encontraremos a pocos metros la séptima estación. La octava está casi terminando el tramo antes de llegar al hotel Meliá Lebreros en la fachada de un edificio de la Junta de Andalucía. La novena, la décima y la undécima se encuentran en el siguiente tramo hasta el cruce con Tomás Murube y Marqués de Nervión, sin perder de vista, que la duodécima está justo al otro lado del cruce en una fachada diagonal a la avenida. Finalmente si continuamos andando llegaremos hasta la Cruz del Campo donde se pueden apreciar la décimo tercera y décimo cuarta estaciones del Vía Crucis.

  • 1