sábado, 15 diciembre 2018
10:51
, última actualización
Cultura

Resurgir bíblico en la Hispalense

El Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico restaurará uno de los pocos ejemplares de la Biblia de Gutenberg que existen en el mundo y que se halla en la Universidad de Sevilla.

el 19 sep 2014 / 13:55 h.

TAGS:

Una Biblia de Gutenberg se encuentra en la biblioteca de la US.  Una Biblia de Gutenberg se encuentra en la biblioteca de la US. El Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía va a realizar un tratamiento de conservación sobre el segundo volumen de la Biblia de Gutenberg, propiedad de la Universidad de Sevilla y que forma parte del Fondo Antiguo de la Biblioteca de la institución universitaria. Esta actuación se enmarca en el convenio específico de colaboración suscrito en marzo del presente año entre el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico y la Universidad de Sevilla. La Biblia de Gutenberg, o Biblia de las 42 líneas, se imprimió en Maguncia (Alemania) entre 1453-1455 y está considerado el incunable más importante de la historia por su perfección técnica y repercusión cultural. Tiene el estatus de icono de la cultura universal por simbolizar el comienzo de la imprenta. La primera versión de la Biblia vulgata, en su segundo volumen, es un libro encuadernado de 128 folios de papel impreso a doble columna con iluminaciones en capitales e incipit. De los 180 ejemplares que se presume salieron de la imprenta de Johannes Gutenberg, 45 en pergamino y 135 en papel, sólo se conservan en el mundo alrededor de cuarenta. En España existe el ejemplar completo en la Biblioteca Pública de Burgos y este volumen de la Universidad de Sevilla, ambos en soporte papel. El estado de conservación de esta obra es aceptable, aunque es conveniente tratar algunas patologías para evitar que deriven en alteraciones más importantes e irreversibles. Entre las alteraciones diagnosticadas en el volumen de la Universidad de Sevilla destacan la disgregación de las tintas y pigmentos, la suciedad y las manchas de oxidación y humedad, así como la pérdida del soporte o lagunas, algunas de ellas provocadas por insectos. Para los trabajos de conservación se ha establecido un plazo de ejecución de dos meses.

  • 1