Local

Retiran por segunda vez la tutela a los padres de una niña que sufría abusos

La Generalitat ha asumido la custodia de una niña de cinco años que sufría abusos sexuales. Vivía con sus padres pese a que hace cuatro meses se les retiró la tutela ante los indicios de agresiones.

el 14 sep 2009 / 21:43 h.

TAGS:

La Generalitat ha asumido la custodia de una niña de cinco años que sufría abusos sexuales. Vivía con sus padres pese a que hace cuatro meses se les retiró la tutela ante los indicios de agresiones. La niña estaba siendo vigilada continuamente por el pediatra, lo cual no pudo impedir que volviera a sufrir abusos.

La pequeña ingresó el pasado lunes en el hospital Valle de Hebrón de Barcelona y ayer fue trasladada a un centro de acogida del departamento de Acción Social y Ciudadanía.

El pasado mes de agosto, una visita médica rutinaria permitió detectar que la pequeña presentaba posibles síntomas de haber sufrido abuso sexual, por lo que la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia, DGAIA, retiró la tutela a los padres. No obstante, la madre mantuvo la custodia de la menor, ya que el padre se marchó del domicilio familiar mientras duró la investigación.

Según las mismas fuentes, la Policía catalana descartó que el padre u otro miembro de la familia, de origen nigeriano, hubieran sido los responsables de la agresión, por lo que el progenitor regresó posteriormente a la vivienda. Estaba claro, según los cuerpos policiales, que el supuesto agresor no pertenecía en absoluto al núcleo familiar. Durante varios meses, la menor fue "estrictamente" vigilada por el pediatra y los servicios sociales, lo cual no evitó que volviera a sufrir abusos.

En estas circunstancias, la consellera de Acción Social y Ciudadanía de la Generalitat, Carme Capdevila, insistió en que "en este momento de la investigación se puede asegurar" que los supuestos abusos sexuales "no están situados en el núcleo familiar". "Todos los protocolos han funcionado", afirmó la consellera en declaraciones a los periodistas, y aseguró que "se actuó de manera rápida" cuando se conoció el caso y que "los familiares han cumplido a pies juntillas lo que se les ha pedido".

Según la consellera, la madre de la niña ha colaborado en todo momento con los servicios sociales y "ha llevado a su hija cada semana al pediatra", tal y como se le exigió. Precisamente, fue en una visita a este especialista del pasado día 17 cuando el médico detectó que la pequeña presentaba nuevas lesiones tales como desgarros anales y vaginales, lo cual hizo saltar de nuevo las alarmas.

En cualquier caso, el grupo de menores de los Mossos d'Esquadra se ha hecho cargo del caso e investiga de nuevo al entorno más inmediato de la menor. Los miembros de su familia y de la escuela, han vuelto a ser interrogados.

  • 1