Local

"Retiraremos el concierto a los colegios que segregan por sexo antes de marzo"

Mar Moreno (La Carolina, Jaén, 1962) ha empezado esta semana a separar la política educativa andaluza del epicentro sísmico que supone la reforma educativa del Gobierno. Quiere visualizar un modelo alternativo, pero estos días la atención se ha centrado en el plan de la Junta para retirar conciertos a la escuela católica y derivar a los nuevos alumnos a la pública.

el 12 ene 2013 / 22:14 h.

TAGS:

La consejera Mar Moreno, el jueves, durante la entrevista en su despacho de la Consejería de Educación.

-¿Puede aclarar en qué se basa la nueva planificación escolar?
-Le puedo plantear la hipótesis de trabajo: pongamos un municipio donde haya concertada y pública. Si se pierden dos líneas, ¿que las pierda la pública? No. Haremos una planificación donde la eventual pérdida de población escolar se distribuya entre la pública y la concertada. Pero no habrá un criterio común para toda Andalucía. Dependerá de la realidad de cada zona, de la oferta, de los recursos disponibles. Vamos a hacer una actuación de detalle que claramente incline la balanza a favor de la pública. Hay una gran mentira que se está construyendo sobre la libertad de las familias. La reforma educativa no ampara la libertad de las familias para elegir centros, sino la libertad de los centros para elegir y seleccionar a alumnos.

-El avance de la concertada, ¿ha supuesto la pérdida de unidades y maestros en centros públicos?

-No estoy en condiciones de decírselo, forma parte del análisis que estamos realizando. Preparamos un estudio de prospección a varios años vista, teniendo en cuenta el comportamiento demográfico, el económico y las novedades que introduce la reforma en los criterios de escolarización. Es un trabajo sensato, valiente y respetuoso con la ley. A lo largo de los años se han cerrado líneas en la pública y en la concertada, pero no creo que esa tendencia que me pregunta se haya producido. Sin embargo, puede producirse en el futuro si no ponemos medidas. Queremos prevenir la privatización de la escuela que se desarrolla en otras regiones.

-Entonces la medida no viene a corregir algo que ya ocurre, es más bien preventiva...

-También, por supuesto, es una medida preventiva y de defensa del modelo actual.

-¿Se refería a esto cuando dijo que la izquierda radicalizaría su postura con la concertada si el Gobierno mantenía la reforma?
-Evidentemente. En mi opinión la reforma está sembrando vientos que están provocando tempestades, lo creo sinceramente.

-¿Éstas son las tempestades?
-Bueno, la revisión de la planificación y de los conciertos es una de las tempestades que puede desatar la reforma, porque rompe un clima que llevaba en equilibrio 30 años. La ley tiene un componente privatizador extraordinario. El actual marco normativo permitía desarrollar modelos tan distintos como el de Madrid y el de Andalucía. Es el Ministerio de Educación el que se ha radicalizado al querernos imponer su modelo.

-¿Cómo resolverá el concierto de los 12 colegios que segregan al alumnado por sexo?
-Vamos a resolver la solicitud de conciertos de estos centros los primeros, antes del proceso de escolarización. Si no, será la pescadilla que se muerde la cola. La escolarización es del 1 al 30 de marzo y el plazo para la resolución definitiva de los conciertos culmina en mayo. Lo solicitan ahora en enero, pero tenemos dos meses para resolver. Nosotros vamos a adelantar la resolución de esos 12 centros para evitar meternos en el periodo de solicitud de plazas. Antes de que empiece el proceso de escolarización, se habrá producido la resolución.

-O sea que en marzo ya deberían ser concertados mixtos.
-Retiraremos el concierto a los colegios que segregan al alumnado por sexo antes de marzo, antes de que los niños empiecen a matricularse. Cuando reciban la resolución desestimando el concierto, tienen un plazo para alegar y comprometerse a abrir aulas mixtas.
-¿Y si luego alegan que no han recibido solicitudes de ambos sexos, como hace tres años?
-Esa posibilidad no existe. Y si se llegara al caso, resolveríamos el conflicto retirando la subvención. Esta opción ya ha sido validada por el Tribunal Supremo, que dice que no se pueden concertar colegios con educación diferenciada. Está zanjado el debate.

-Le han hecho llegar un informe sobre colegios que preguntan cómo obtener ingresos extras. ¿Por qué necesitan financiación adicional para gastos ordinarios si Educación asegura que mantiene el mismo presupuesto?
-Ignoro las razones que motivan a un centro a plantear esa pregunta. Lo que sí sé son dos cosas: una, que mientras hemos reducido casi un 40% los gastos de funcionamiento de la consejería, no hemos tocado ni un euro el gasto de los centros. Creo sinceramente que pueden estar influyendo los problemas de tesorería de alguna administración local para hacerse cargo del mantenimiento de colegios, o que algún ayuntamiento esté reduciendo el apoyo a un centro, pero me resulta llamativa la consulta cuando nada ha cambiado este año respecto al anterior y al anterior.


-En la consulta, los colegios alegan que los ayuntamientos no cumplen con sus obligaciones en el mantenimiento de edificios y por la escasez de personal por los recortes presupuestarios...
-Me pide un juicio de valor sobre la consulta de unos colegios que considero que no se corresponde con la realidad. En un sistema escolar tan grande siempre puede haber una cuestión puntual, pero creo que los ayuntamientos cumplen, algunos no, y difícilmente con ingresos extra se puede contratar a un profesor. Eso depende de la plantilla de la Junta. Todo esto no se corresponde con la generalidad.

-¿Hasta qué punto es normal que las asociaciones de padres ayuden económicamente a los colegios con dificultades, o que contraten personal para hacer arreglos? ¿Dónde está el límite?
-Me consta que muchas Ampas han hecho obtención de ingresos para ayudar con las necesidades sociales de niños de su colegio, comprar material deportivo... Todo eso forma parte de una voluntariedad y de un sentimiento social que veo positivo. Siempre ha existido y siempre existirá. Esa sensación que experimentan muchos padres de ver que la realidad de sus compañeros, de los niños, ha empeorado... si eso mueve a la solidaridad en la escuela, yo lo veo tremendamente positivo. Pero quiero desligar eso de las obligaciones de financiación de los gastos ordinarios en los colegios, que no han empeorado con la crisis. ¿Por qué la Junta está haciendo un esfuerzo tan grande en sostener los comedores y las bonificaciones, donde hay una ampliación del 14% en becas de ayudas a las familias? Porque somos conscientes de que la función de la escuela no termina en los rendimientos académicos, hoy estamos rozando la función social, nuestros comedores rozan una función asistencial. Y eso hace que muchas familias sensibles reaccionen y pongan recursos para el mantenimiento de algunas actividades y para cuestiones a las que no pueden llegar familias más desfavorecidas por la crisis. La solidaridad es positiva y hay que distinguirla de la merma en los gastos de funcionamiento, que no la ha habido.

-Este mes se jubilarán algo más de mil profesores. ¿La ley impide sustituirlos a todos?
-En absoluto. Se cubrirán esas plazas con personal interino. Todas. El sistema educativo andaluz, por lo grande que es, tiene una rápida capacidad de absorción. Cada año por las jubilaciones entran siempre mil y pico interinos. De hecho, de los 4.500 profesores de Secundaria que salieron del sistema a causa del aumento de la jornada lectiva, ya se han reenganchado entre 600 y 700.

-¿Convocará oposiciones de Infantil y Primaria este año?

-La consejería todavía no ha tomado una decisión definitiva. Este año es muy complejo y tenemos muchas dudas sobre si sacar una oferta que sería muy limitada. No podríamos ofrecer más de 200 o 300 plazas. Queremos saber el impacto que tendría una convocatoria mínima con la demanda tan grande que hay. Soy consciente de la expectativa que esto genera y quisiera dejarlo resuelto este mes, con convocatoria o sin ella. Será importante saber si nos admiten unir la tasa de reposición del año pasado con ésta para sacar una oferta algo mayor. Pero queremos tenerlo muy claro porque no deseamos ir a un pleito.

-¿Se plantea una convocatoria conjunta con las de Secundaria?
-No, de ninguna manera. El incremento del horario lectivo del profesorado ha limitado mucho la capacidad de convocatoria de oposiciones en Secundaria. Y no sólo para este año. Ahora mismo en la ESO no hay movimiento prácticamente en ningún sitio. Nos han quitado a 4.500 profesores, es decir, estamos a 4.500 plazas lejos de convocar oposiciones. Secundaria está radicalmente afectada por el incremento del horario lectivo.

-¿Cómo afectará la suspensión del Plan de Calidad?
-Por respeto a la mesa sectorial, el calendario de la suspensión del Plan de Calidad queremos que lo conozcan primero los sindicatos. Pero le haré una reflexión colateral: el Plan de Calidad ha sido de una gran utilidad para extender la cultura de la evaluación, pero nunca ha sido pacífico. Hay dos elementos a tener en cuenta en la decisión de eliminarlo: las circunstancias presupuestarias nos obligan a concentrar el máximo de recursos en plantilla, y segundo, la experiencia acumulada nos indica nuevos caminos de generalización de prácticas de calidad...

-Pero sin incentivos...

-Sí, sí. Ahora sólo podemos centrarnos en mantener la plantilla. Y además los eventuales incentivos económicos al profesorado estarán en el Estatuto del Docente, que es de carácter estatal, y en ese marco la Junta legislará.

-¿En qué consistirá el decreto de Formación del Profesorado?

-El decreto no será algo aislado, forma parte de un conjunto que encajará con la evaluación y con el desarrollo de las buenas prácticas educativas. El sistema escolar es muy grande, está mal comunicado y no permite compartir el conocimiento de lo mejor que se está haciendo en los centros andaluces, ni la difusión de las buenas prácticas que se desarrollan en los centros. Ahora queremos generalizar el mejor trabajo que se esté haciendo.

-La formación docente sigue siendo voluntaria. ¿Sirve para rendir cuentas al sistema?

-Ya hay muchos elementos nuevos que son exigencias, que no existían hace seis años. Los que hablan de la rendición de cuentas en la escuela lo centran todo en los resultados académicos, y en los ranking. Creo que las exigencias que les hemos planteado al profesorado en los últimos años sobre evaluación, convivencia escolar, enseñanzas por competencias y los esfuerzos para asimilar las tecnologías y el bilingüismo son bastantes, ¿no? Ahora mismo no hay que ponerles más listones al profesor. De hecho hay que darles herramientas para que alcancen los que tienen por delante, lo creo profundamente.

-¿La Junta piensa llevar a los tribunales algún aspecto concreto de la reforma educativa?
-No podría descartarle uno concreto. Andalucía trabajará con todas las herramientas jurídicas para evitar las consecuencias más lesivas de esa reforma.

-¿Qué piensa de la epístola del obispo de Córdoba acusando a las escuelas de inculcar la ideología de género?
-Algunos excesos de responsables de la Iglesia Católica ni siquiera responden al sentir de los católicos.

  • 1