lunes, 10 diciembre 2018
13:33
, última actualización
Local

Reunión de nostálgicos celebrando el futuro

Radio Sevilla realizó un reconocimiento a Felipe González como impulsor de la muestra universal, arropado por personalidades políticas y sociales.

el 20 abr 2012 / 08:51 h.

TAGS:

  • "Le gustaban más los sueños del futuro que los recuerdos del pasado". El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, citó ayer al expresidente de EEUU Thomas Jefferson para definir al expresidente del Gobierno Felipe González, homenajeado por Radio Sevilla aprovechando el XX aniversario de la Expo 92 que González impulsó, pese a las críticas de quienes lo tachaban de visionario y soñador. Quizá por eso, mientras líderes políticos y de opinión glosaban sus aciertos de entonces y lo que la Expo dejó a Sevilla, González cogió el micrófono para agradecer los halagos y acabó hablando de la crisis, de la necesidad de reformas estructurales, del "error de esta política de austeridad que va a matar la economía", de la "tontería" del déficit cero, del riesgo de regresión en el Estado del Bienestar, del fracaso de una Europa que no es "de 27 miembros, sino de una jefa y 26 subordinados". "Yo estuve en la Expo con Helmut Kohl, ese canciller que quería una Alemania europea, al contrario que Angela Merkel, que quiere una Europa alemana", asestó como tarjeta de presentación, haciendo una concesión tanto a quienes estaban allí para escuchar recuerdos como a quienes llegaron atraídos por su afilada oratoria.

    Pese a que González ventiló pronto los recuerdos nostálgicos, el presentador del acto, el periodista Salomón Hachuel, ya había defendido la necesidad del reconocimiento: "Nuestros oyentes lo han dejado claro estos días, sus mensajes al conocer este acto se resumen en una frase: ¡Por fin!". Porque el sevillano de Bellavista que presidió el Gobierno y se empeñó en modernizar Andalucía, gracias a una Expo que trajo entre otras infraestructuras el AVE y la A-92, nunca había recibido este homenaje, como se comentaba en el salón de actos de Cajasol que acogió el acto de Radio Sevilla.

    Quizá ayer se desquitara, con un homenaje solemne amenizado en directo por la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla y con la asistencia de medio gobierno andaluz (por más que esté en funciones), el alcalde y un nutrido grupo de concejales, dos exalcaldes y muchos de los que lo ayudaron a dibujar la exposición universal de cuya inauguración se cumplen hoy 20 años. Además del mismísimo Curro, la mascota de la Expo, que coloreó la foto de familia que clausuró el acto. Aunque se echó en falta a su entonces inseparable vicepresidente Alfonso Guerra, González, que acudió junto a su hija María, compartió abrazos y gestos de complicidad con muchos de los asistentes. Curro incluido.

    Los halagos fueron numerosos, las anécdotas también. El presidente de la Junta en funciones, José
    Antonio Griñán, agradeció su labor "titánica" para celebrar "un evento que recordaba el pasado para ganar el futuro", y que dejó en herencia el parque científico y tecnológico Cartuja 93, que aporta el 10% del producto interior bruto de Sevilla. O el AVE, con el que tuvo la "valentía de romper la inercia geopolítica para que Andalucía estrenara la alta velocidad," a pesar de "las presiones que recibió por quererlo llevar primero a África, como le decían entonces", en vez de conectar Madrid con Barcelona. "Lo hice porque sabía que si empezábamos de Madrid hacia arriba, Sevilla nunca hubiera tenido AVE", respondió el expresidente, ante quien Griñán quiso borrar un olvido histórico otorgándole un honor simbólico: "Digan lo que digan las hemerotecas, tú eres hijo predilecto de Sevilla, hijo predilecto de Andalucía y también hijo predilecto de la Expo 92", sentenció.

    Entró en la liza de piropos el alcalde, que incluyó de modo categórico a "Felipe, porque sobran los apellidos", entre los personajes ilustres de la ciudad: "La verdadera historia es de los hombres de genio, y no me duelen prendas en reconocer que Felipe González es un hombre de historia, de genio y de ingenio, que transformó España, y Sevilla, gracias a sus sueños de futuro".

    El expresidente, serio en el patio de butacas, con su característica forma de apoyar la cabeza sobre la mano, esbozó sonrisas cuando la periodista María Esperanza Sánchez recordó a sus padres, un republicano afiliado a UGT y una mujer "segura de que su hijo iba a ser alguien muy importante", y lo definió como un político "con ideología, visionario e impulsivo", cuya palabra "sigue siendo escuchada con respeto".

    González tomó la palabra echando la vista atrás. Ironizó sobre los rumores constantes de que la Expo no estaría a tiempo que llegaban a la Moncloa; y admitió que vivió los seis meses de la muestra "con el temor permanente de que ETA cumpliera sus amenazas": "Mi única sonrisa sin ninguna presión en la Expo fue en la clausura; por eso cuando me dijeron que querían alargarla 20 días porque había demanda, dije que ni 20 días, ni 20 minutos", bromeó. Y no olvidó mencionar a Jacinto Pellón, presidente de la sociedad estatal Expo 92, quizá el más vapuleado de todos los que organizaron la Expo

    "y el único que la tuvo siempre entera en la cabeza, desde el principio".

    Pero le faltó tiempo para pasar de la batallita a la reivindicación, y preguntar a quienes criticaron el supuesto dispendio de la Expo cómo afrontaría Andalucía la crisis actual si no hubiera aprovechado aquella "excusa" para modernizarse. "La capacidad de reacción de ahora depende de los elementos de cohesión que se construyeron entonces", dijo, en alusión no sólo a las infraestructuras, sino también a los sistemas públicos de sanidad, educación y pensiones.
    Fiel a sí mismo, aventuró que la crisis "va a durar diez años porque no se están dando las respuestas adecuadas" y criticó con dureza las medidas de austeridad que impiden la generación de riqueza y empleo; afirmó que la unión monetaria en Europa "no puede funcionar sin unión económica y fiscal" y lamentó que los intereses soberanistas de los países impidan el avance de Europa; planteó la necesidad de reestructurar el sistema financiero y cuestionó que no se permita al Banco Central "impedir que la economía la dirijan los especuladores". Pero también pidió "ayudar a este Gobierno, aunque no se deje, porque lo importante es salir de la crisis".

    El punto y aparte lo puso la entrega de una placa de reconocimiento a González y una foto de familia en el escenario con Curro y la cantante India Martínez, que interpretó dos canciones durante el acto, en el que se proyectó un video en el que muchos asistentes se reconocieron 20 años atrás, como el expresidente de la Junta Manuel Chaves, el escritor Antonio Rodríguez Almodóvar o el exalcalde Manuel del Valle. Entre los anfitriones se contaban el presidente de Prisa Radio, Augusto Delkáder; el jefe de Informativos, Antonio Hernández Rodicio; el director de la Cadena Ser en Andalucía, Antonio Yélamo; y el de los servicios informativos de Andalucía, Diego Suárez, así como la periodista Angels Barceló, que hoy entrevistará a González en su programa Hora 25, que se realizará desde el Metropol Parasol para conmemorar el aniversario de la Expo.


    • 1