Deportes

Revisión de objetivos

Algo está cambiando. Las gradas de la ciudad deportiva repletas, un hombre tan meticuloso como Paco Chaparro absolutamente encantado por la planificación de la plantilla, y ahora Melli, poco dado a sacar de madre nada, es quien habla de aspirar a Europa. El Betis se ha ilusionado.

el 15 sep 2009 / 08:39 h.

Algo está cambiando. Las gradas de la ciudad deportiva repletas, un hombre tan meticuloso como Paco Chaparro absolutamente encantado por la planificación de la plantilla, y ahora Melli, poco dado a sacar de madre nada, es quien habla de aspirar a Europa. El Betis se ha ilusionado.

Paco Chaparro es el líder del vestuario del Real Betis. Controla todo y lógicamente su pensamiento cala en los jugadores. Si el entrenador, con el alegrón en el cuerpo de saber que podría contar seguro con Achille Emana y Mehmet Aurelio, y la posibilidad cierta de firmar a Chretien y algún buen jugador más, dejaba caer en sala de prensa hace unos días que ya con estos retoques el Betis debería aspirar a algo más que la permanencia, desgraciadamente lo que ha hecho en los tres últimos años, ayer fue un jugador joven, tímido, pero a la vez veterano y voz autorizada de un vestuario que huele el cambio, quien revisaba también el objetivo a cumplir. Melli, pese a que quiere ser cauto, habla de palabras mayores, ni más ni menos que de UEFA o Champions League.

"No nos podemos conformar con la permanencia, hay que mirar más arriba, porque los refuerzos nos van a ayudar, y aunque sea con los pies en el suelo, creo que si empezamos bien, con buena mentalidad, podemos aspirar a algo más. Hay que conseguir la permanencia cuanto antes, pero luego luchar por UEFA o Champions", explicaba el barbateño.

No sólo la crítica y la afición valoran positivamente las incorporaciones de Emana y Mehmet Aurelio, que son las que ya están entrenando con el grupo en la Ciudad Deportiva. Para Melli, los dos refuerzos que ya están firmados "han demostrado en sus equipos de origen que son gente importante. Con ellos vamos a ganar mucho defensivamente y arriba haremos más daño porque los delanteros van a estar más frescos. Uno mantiene major la posición y el otro llega más, pero los dos son bastante completos y van a aportar mucho en la mejora de los demás", añadió.

Melli acabó la pasada temporada mostrando el nivel que se esperaba de él desde su etapa de niño prodigio del fútbol sevillano y nacional. El jugador, ya afianzado en su posición de central, la que le gusta y ha reclamado en los últimos meses, después de años padeciendo la desconfianza que le generaba jugar de lateral, espera seguir en esa línea, incluso "creo que puedo crecer y dar más. Es mi objetico en el plano personal".

Y si Melli parece tener claro a qué aspirar y cómo hacerlo, lo que no quiere el defensa, por lo que pueda pasar, es valorar la posible venta de las acciones de Manuel Ruiz de Lopera, "porque los futbolistas estamos al margen de eso, nos tenemos que centrar en el rendimiento porque además vamos a tener un calendario complicado de inicio y es mejor estar en lo nuestro", ni tampoco se quiere mojar ni mucho ni poco con respecto a la situación de los descartados, que no pueden entrenar con el grupo. "Tienen una situación complicada. Depende del club y de los técnicos, nosotros poco podemos hacer porque en el fútbol se producen estas cosas y lo que les queda es ser fuertes", dijo.

El defensa gaditano salió de abajo de los campos de albero de la ciudad deportiva, por eso mira a los escalafones inferiores para hablar también de esa mejoría general que espera que avive la competencia sana y que por tanto ayude a conseguir esos logros que tanto necesita el club. "No puedo dar nombres en concreto, pero en la pretemporada se está viendo que también viene gente del B con muchas ganas y que está trabajando muy bien. Todo eso es muy bueno para el equipo, porque nadie tiene el puesto asegurado y por tanto se trabaja con la intensidad necesaria", concluyó.

  • 1