Deportes

Reyes se queda sin margen de error pese al respaldo de Míchel

Tras superar su lesión, el utrerano regresó al equipo en Vigo, donde volvió a dejar dudas que debe despejar cuanto antes. La afición sigue esperando su mejor versión.

el 07 oct 2012 / 20:11 h.

Reyes, escuchando a Míchel.

Uno de los futbolistas del Sevilla que más expectación levanta siempre es José Antonio Reyes. Juegue o no juegue, su nombre está en boca de todos. Quizá ése sea su sino tras haber sido uno de los canteranos más encumbrados en la historia del club y, posteriormente, regresar en loor de multitud previo paso por el Arsenal, Real Madrid, Benfica y Atlético de Madrid. Sin embargo, su rendimiento en esta segunda etapa en el conjunto nervionense dista mucho del deseado.

Entre que llegó fuera de forma, las diferentes lesiones que ha tenido y que cuando llegó en condiciones no estuvo especialmente fino, lo suyo está siendo un quiero y no puedo.
Reyes ha disputado 22 partidos de Liga desde que regresó al Sevilla en el mercado de invierno de la pasada campaña. El utrerano se hizo con la titularidad en la jornada 17 y no la soltó hasta la 30. Fueron 14 partidos consecutivos jugando, 12 de ellos formando parte del once inicial. Una lesión le apartó del equipo, de tal forma que se perdió 3 encuentros, reapareciendo en la jornada 34. En la jornada 37, frente al Rayo Vallecano, el zurdo firmó su único gol hasta la fecha. Ese día, el Sevilla ganó 5-2.

La confianza de Míchel, sin embargo, no se tradujo en un mayor rendimiento por parte del jugador, fundamentalmente porque su condición física nunca fue la adecuada. Y lo pagó caro. La prueba más evidente es que sólo ha disputado 3 partidos completos desde que regresó al club, incluida la temporada en curso.

Al igual que la mayoría de sus compañeros, Reyes ha tenido un largo verano por delante para descansar y prepararse. En pretemporada los elogios no tardaron en llegar. Hasta el propio futbolista reconoció su mejoría.

"Comenzar la pretemporada con tu equipo es fundamental. Ahora mismo podemos preguntar a quien sea, y es verdad que estoy perfecto, que estoy bien. Hacer la pretemporada con el equipo se nota a lo largo del año", explicaba a principios de julio.

"He hablado bastante con el míster. Le he dicho lo que quiero y él me ha dicho lo que quiere de mí: que sea un jugador importante. Yo le he prometido que voy a estar al 100% y que voy a dar todo por el equipo", dijo el utrerano, deseoso de triunfar.

EL RESPALDO DE MÍCHEL. Precisamente, una de las personas que más le aprietan pero también más le apoyan es Míchel. "Le vamos a mimar, le vamos a exigir, le vamos a pedir y va a entrenarse para que así sea. Todo eso hará que, con ese talento natural y esa capacidad futbolística, vuelva a ser un jugador importante", comentó antes de la pretemporada.

Posteriormente, tras el primer partido del curso 2012/13, ante el Getafe, el técnico le brindó una nueva muestra pública de apoyo: "Ha hecho un gran esfuerzo este verano. Ha perdido seis kilos. Está empezando a mover una maquinaria que tenía parada".

PLAN ESPECÍFICO. Reyes sigue un plan de trabajo específico de potencia y fuerza. "Físicamente es un portento. Es un reto para mí. Hay que hacerle ver que en el peso óptimo, entrenándose al ritmo deseable y con esfuerzo diario recogerá los frutos. Tiene mucho recorrido aún. Hay mucha gente pendiente de él y sabe que no puede defraudarla", explica José Francisco Vallejo, preparador físico.

A su juicio, dado que el futbolista ha estado tres semanas de baja por una lesión en un hombre, ese trabajo debe comenzar a dar sus frutos en unas semanas. Pero Reyes, porque es su sino, se examina cada día. El margen de error no existe ya para él.

  • 1