Deportes

Ricardo: 'Casto se merece todo el cariño'

Ricardo volverá a ser titular el próximo domingo ante el Málaga. Regresa a la meta un hombre acostumbrado a jugar siempre y que se ha visto relegado a una situación desconocida para él. En el momento de la vuelta a la titularidad, el portugués fue muy caballeroso con su compañero Casto. Foto: Antonio Acedo.

el 15 sep 2009 / 20:53 h.

Ricardo volverá a ser titular el próximo domingo ante el Málaga. Regresa a la meta un hombre acostumbrado a jugar siempre y que se ha visto relegado a una situación desconocida para él. En el momento de la vuelta a la titularidad, el portugués fue muy caballeroso con su compañero Casto.

Una buena intervención y sensación de seguridad fueron los dos avales más importantes de Ricardo en el duelo copero de Irún. El portero de la Copa volverá a serlo también en la Liga después de los errores de su compañero Casto, una situación de la que sin embargo no quiso hacer sangre en ningún momento. Ricardo rompió su silencio para este medio mientras la nieve hacía estragos sobre la pista de aterrizaje del aeropuerto de Fuenterrabía. "Es muy difícil analizar a un compañero porque yo soy portero. Creo que muchas veces se habla desde fuera sin tener un conocimiento básico de lo que le pasa a un jugador. Casto ha hecho muy buenos partidos y desgraciadamente sólo se suele recordar lo malo, los errores, en la mayoría de los casos", destacaba Ricardo sobre su compañero, para añadir a continuación que "en estos momentos tan difíciles hay que darle a Casto todo el cariño posible. Es un buen portero, trabaja muy bien y es el momento de apoyarlo porque ha dado lo mejor de sí en los entrenamientos y en los partidos".

Buen talante el de Ricardo en unas manifestaciones que destierran lo comentado por las malas lenguas en torno a una negativa relación entre los dos porteros. "Somos compañeros. Casto me ha dado el ánimo y la motivación necesarios para seguir trabajando en unos momentos que han sido delicados para mí", indicó Ricardo.

Fue antes del comienzo de la Liga cuando Francisco Chaparro decidió que el guardameta titular fuera Casto tras la alternancia de ambos durante el periodo de pretemporada. Las primeras pistas en torno a un cambio de planes ya llegaron a mediados de la temporada anterior, cuando Casto jugó el decisivo partido en Pamplona por unas molestias del portugués. Desde entonces, el extremeño fue el titular hasta que en el tramo final Ricardo jugó dos partidos (se jugaba la Eurocopa) y Doblas se despidió en Getafe.

"Debo reconocer que han sido momentos muy duros, difíciles, sobre todo para una persona como yo que ha estado acostumbrada a jugar siempre", recordaba Ricardo, quien al mismo tiempo extraía también algunas conclusiones positivas de tanto tiempo de ostracismo. "Ha habido momentos en los que me he sentido un inútil porque no podía hacer lo que quería, que era ayudar al equipo.

También he aprendido algunas cosas buenas en este periodo, como hacerte fuerte y ser siempre un profesional", indicaba el meta luso, quien espera dar lo mejor de sí mismo ahora que recuperará la titularidad en la competición liguera. "Si el míster ha dicho que ahora me toca a mí, pues mi intención es la de ayudar lo más posible a lograr el objetivo que todos queremos, que no es otro que los triunfos del Betis. Me encuentro bien, físicamente a tono, quiero aportar cosas". Palabras de un guardameta que no se pone como meta los cuatro o cinco partidos que el trianero tiene previsto concederle. "No pienso en una cifra de partidos, sino simplemente en el Málaga. Quiero ir partido a partido y hacerlo lo mejor posible", recalcó.

Ricardo se refirió también al triunfo ante el Real Unión en la Copa, afirmando que "el principal objetivo era ganar en un campo donde cayó el Real Madrid. Creo que hicimos el partido necesario para ello, conscientes de lo mucho que nos jugábamos y con seriedad".

Casto lo acepta. El portero extremeño se refirió ayer también a su suplencia para destacar que "si regreso al banquillo, pues no me queda más remedio que aceptarlo. Lo que haré será aumentar mi nivel en el trabajo para ganarme otra vez el puesto. No me voy a rendir", aclaraba Casto en Canal Sur. "El míster no me dio explicaciones cuando me puso, así que supongo que tampoco lo hará ahora si salgo del equipo. No creo tampoco que el Betis haya ganado o perdido sólo por mi culpa", recalcaba el propio portero. Casto ya intuía en el viaje a San Sebastián que Chaparro había decidido cambiar de portero antes del encuentro de Copa ante el Real Unión.

  • 1