Economía

Ricardo Delgado coge las riendas de Covap

Ricardo Delgado, el candidato de consenso entre las dos partes enfrentadas salió elegido como presidente de Covap, la mayor cooperativa agroganadera de Andalucía. Foto: El Correo.

el 15 sep 2009 / 03:52 h.

Ricardo Delgado, el candidato de consenso entre las dos partes enfrentadas, una anclada en el modelo cooperativo, la otra con querencia hacia su transformación en sociedad anónima, salió ayer elegido como presidente de Covap, la mayor cooperativa agroganadera de Andalucía.

Por dos veces planteó la conversión de la cooperativa láctea y cárnica en una sociedad anónima y por dos veces perdió. Ese no de los socios precipitó, mediado el otoño pasado, el anuncio de que Tomás Aránguez no iba a optar a la reelección a la presidencia de Covap. Entonces alegó su próxima jubilación, pero en su fuero interno estaba el no entender cómo una propuesta que, a su juicio, daba la necesaria agilidad a las decisiones empresariales era echada por tierra y, muy a su pesar, se gestaba un cisma en la mayor cooperativa agroindustrial de Andalucía.

La asamblea de socios de ayer, celebrada en Pozoblanco, no restañó las heridas a pesar del nombramiento -previamente pactado- de un nuevo presidente, Ricardo Delgado Vizcaíno, de 51 años e hijo del que fuera primer presidente de Covap -Aránguez fue el segundo, y lo ha sido durante los últimos 14 años-. Delgado Vizcaíno, asimismo, lleva doce años en el departamento jurídico de la cooperativa, al tiempo que es gerente de su fundación cultural. Hubo otra candidatura, pero con pocos votos.

La heridas eran visibles ayer a la hora de designar a los miembros del consejo rector de la cooperativa, que equivale al consejo de administración en una sociedad anónima. Hasta el nuevo presidente lo dejó entrever cuando manifestó que nunca se le pasó por la cabeza ocupar este cargo, pero los socios "de un lado u otro y en su inmensa mayoría solicitaron que presentara mi candidatura", según recoge la agencia Efe.

Por su parte, Aránguez señaló que deja "una cooperativa saneada económica y financieramente y con gran prestigio a nivel nacional e internacional". En su intervención de despedida, ofreció su pleno respaldo al nuevo presidente de Covap.

Semanas atrás, y en la revista de la cooperativa, el ejecutivo saliente decía adiós a todos pero insistía, aunque de forma velada, en la urgencia de afrontar en Covap una estructura empresarial más acorde con el futuro. "La designación del órgano de gobierno de la cooperativa significa elegir a las personas que van a dirigir los destinos de Covap en estos próximos años, en los que la situación del sector en general presenta síntomas inquietantes de cara al futuro", decía.

Mientras, el nuevo presidente, licenciado en Derecho y funcionario en excedencia del Ministerio de Economía y Hacienda, agradeció el respaldo de la asamblea general de socios, al tiempo que anunció que tendrá "una clara actitud de servicio".

Tras salir Aránguez, una de las grandes incógnitas es si prosperará la alianza con la otra gran cooperativa agroindustrial andaluza, la malagueña Hojiblanca, e incluso un tripartito con la principal aceitunera del mundo, Agro Sevilla. Una fusión a tres se ha descartado, pero todavía cabe en los casos de las dos firmas olivareras y posteriormente una empresa conjunta con la láctea y cárnica. Esta última tiene 15.000 socios de Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura. El año pasado, su cifra de negocio neta alcanzó los 270 millones de euros, frente a los 229 del ejercicio anterior, 4,9 millones fue su beneficio.

Con estos números, el director general, Miguel Ángel Díaz Yubero, aseguró que la cooperativa cordobesa ha sabido gestionar de una forma adecuada el contexto "de situación convulsa" en el sistema agroalimentario, originada por el alza de los precios de las materias primas para la alimentación animal y la bajada, en cambio, de los precios de venta de las carnes.

  • 1