Cultura

Ricardo III, el corazón de Atalaya

La compañía sevillana estrena esta noche en el teatro Lope de Vega su primer Shakespeare.

el 28 abr 2010 / 18:48 h.

Ricardo Iniesta, en primer plano, durante la rueda de prensa.

138 ensayos, "todo un récord" en la compañía Atalaya -Premio Nacional de Teatro en 2008-, han sido necesarios para armar el espectáculo "más potente y más completo" del grupo teatral sevillano en sus 27 años de historia. Así calificó ayer su director, Ricardo Iniesta, el espectáculo Ricardo III, primera aventura con Shakespeare de la compañía. "En todos estos años, Valle-Inclán y Lorca han sido los pulmones de Atalaya; Heiner Müller, su sistema nervioso, y los griegos, el latido de la sangre. Pero a este cuerpo le faltaba el corazón, que creíamos que era Bertolt Brecht, pero que después de este espectáculo, sabemos que es Shakespeare".

Con esta declaración de intenciones sube esta noche al escenario Ricardo III, una de las obras de Shakespeare menos representada en España, para la que Ricardo Iniesta ha realizado una titánica tarea de traducción y adaptación, consiguiendo que "el texto más largo" del dramaturgo, con las 31.000 palabras del original (casi cinco horas de representación), se hayan quedado en unas 10.000 y una hora y cuarto de duración, "el tiempo justo para que la palabra de Shakespeare caiga como una bomba sobre el patio de butacas", afirmó ayer Iniesta durante un encuentro con la prensa.

Inspirado en el personaje histórico Ricardo III -monarca en tiempos de la llamada Guerra de las dos rosas que en el siglo XV enfrentó a las dos principales dinastías británicas-, el dramaturgo William Shakespeare narra la historia de un "psicópata" que, para conquistar el poder, asesina a sus seres más cercanos. Paradigma del tirano sin piedad, Ricardo III es desde el punto de vista literario un ejercicio magistral de indagación psicológica. No en vano, antes del comienzo de la obra el duque de Gloucester ya ha acabado con la vida de Enrique VI, de la casa Lancaster, y a su hijo Eduardo, príncipe de Gales.

"Es una obra de plena actualidad, que habla del poder a toda costa y de la corrupción. De hecho, la figura de Berlusconi nada tiene que envidiar a Ricardo III, hasta en su simpatía. Ahora no se mata como entonces, pero no creo que ningún poderoso de nuestro planeta tenga las manos limpias de sangre", se explayó el director. Además, Ricardo Iniesta destacó la "atmósfera de terror gótico" que impregna la adaptación, que cuenta con escenas "de verdadero terror" con "un punto expresionista, grotesco, casi de humor".

los actores. Por su parte, el actor Jerónimo Arenal, que encarna a Ricardo III, aseguró ayer haber descubierto "la ironía del mal" en el desarrollo de este personaje, "el más importante" que ha representado hasta la fecha, "y el reto más importante al que me voy a enfrentar en toda mi carrera; estoy seguro", señaló. Por su parte, la antagonista femenina, Ana, encarnada por la actriz sevillana Silvia Garzón, quiso hacer una reflexión sobre "la posición de las mujeres en las obras de Shakespeare". Para Gazrón, las cuatro figuras femeninas de Ricardo III -Margarita, la duquesa de York, Lady Ana e Isabel- se unen "en una única visión de la misma mujer dividida en cuatro etapas diferentes de la vida".

Aunque el teatro sevillano albergará el estreno nacional de la obra -que será llevada a Málaga y a los diferentes festivales de teatro de este verano-, su preestreno se celebró hace unos días en el marco de las XXVII Jornadas de Teatro del Siglo de Oro de Almería. En Sevilla, el espectáculo permanecerá en cartel hasta el 9 de mayo.

  • 1