Deportes

Ricardo va de recital en recital

El Betis es otro en las cuatro últimas jornadas, sobre todo porque no pierde partidos, y su portería también parece distinta con Ricardo en ella. El guardameta portugués se exhibió ante el Barcelona, como antes hizo frente a Getafe o Málaga, y dio otro punto a los suyos.

el 15 sep 2009 / 22:42 h.

El Betis es otro en las cuatro últimas jornadas, sobre todo porque no pierde partidos, y su portería también parece distinta con Ricardo en ella. El guardameta portugués se exhibió ante el Barcelona, como antes hizo frente a Getafe o Málaga, y dio otro punto a los suyos, el segundo en las seis jornadas que lleva de titular.

La temporada no ha sido nada fácil para Ricardo. Titular durante toda su vida en la Liga portuguesa e indiscutible en su selección desde la retirada de Vitor Baia, al que además estaba a punto de superar en el ranking de la selecçao, un buen día de la Semana Santa del año pasado alegó unas molestias para no viajar con el Betis a Pamplona y en aquel momento perdió su jerarquía y su titularidad. Sólo la recobró en las dos últimas jornadas de la última Liga, pero empezó la actual y Paco Chaparro escogió de nuevo a Casto. El escenario, por suerte para el luso, cambió hace seis jornadas porque el extremeño superó la cuota de fallos admisibles al errar en el gol de la derrota en Almería. La sustitución debió llegar antes, pero más vale tarde que nunca y el relevo en la meta ha sido todo un punto de inflexión. Si la actuación de Casto hizo perder al Betis algún que otro punto, Ricardo ha permitido que su equipo sume dos de sus últimos cinco.

El primero de esos puntos fue en la 21ª jornada, ante el Getafe. El Betis ganaba 2-0 en el minuto 9, pero Juande se autoexpulsó a la media hora y a partir de ahí el duelo fue entre un equipo y un portero. Ricardo recibió nueve remates a puerta y acumuló siete paradas: a modo de calentamiento, una espectacular ante Uche a la media hora, aún con los dos goles de renta para los de Chaparro; y en la segunda parte, con 2-2 en el marcador, no sólo detuvo un penalti a Soldado, sino que evitó que el delantero lograse el 2-3 en el descuento con otro paradón terrorífico.

El segundo punto, más reciente, es el que obtuvo el sábado frente al Barcelona. Ya no es que el líder le lanzase doce remates entre sus tres palos y que respondiese con diez paradas, es que algunas fueron dignas de los resúmenes de fin de Liga, como la del penalti ante Eto'o (aunque el camerunés sí marcó en el rechace) o las que hizo en la segunda mitad a Iniesta, Henry y Piqué. En cuanto a los goles, nada que objetar, porque no pudo hacer más de lo que hizo.

Tres penaltis en contra. Estas dos actuaciones tan decisivas no han sido las únicas destacadas de Ricardo. En su debut liguero, contra el Málaga en la 18ª jornada, el Betis perdió 1-2 con un gol de penalti injusto (el primero de los tres que le han lanzado, ya es mala suerte) y otro en el descuento, pero el cancerbero mantuvo la esperanza de los suyos cuando sólo eran nueve sobre el campo gracias a paradones ante Adrián, Luque y sobre todo Duda. En Valladolid, en la 19ª jornada, efectuó otra buena parada a Pedro León aún con 1-1. Y en el derbi se le recuerda una intervención meritoria, ante Acosta, con 0-0 en el marcador.

  • 1