Local

Riestra lamenta no haber podido interrogar de nuevo a los acusados

El jefe superior de la Policía Nacional en Andalucía Occidental, Enrique Álvarez Riestra, defendió ayer la actuación de los investigadores del caso Marta frente a las críticas.

el 29 sep 2009 / 20:23 h.

TAGS:

El delegado del Gobierno, a la izquierda, junto con el Jefe Superior de Policía en la rueda de prensa por el caso.
El jefe superior de la Policía Nacional en Andalucía Occidental, Enrique Álvarez Riestra, lamenta que los imputados por la desaparición y presunto asesinato de Marta del Castillo hayan declarado una única vez ante la Policía, aunque está seguro de que fue en esa declaración cuando "dijeron la verdad".

Álvarez Riestra recordó que desde el 19 de febrero, cuando los imputados fueron puestos a disposición judicial, la Policía "no ha tenido la oportunidad de volver a hablar" con ellos, según se lamentó en declaraciones a Onda Cero.

Afirmó que los "matices" en las declaraciones "son muy importantes" y "podrían llevar a la Policía al paradero del cuerpo", sobre todo teniendo en cuenta que en esta investigación cada cambio de declaración de los detenidos ha supuesto un vuelco en el relato de lo ocurrido la noche del crimen.

El jefe de la Policía admitió tener la "espina clavada" de no haber hallado el cuerpo de la joven sevillana, aunque defendió por el contrario que la investigación "ha estado muy bien llevada, pues existen 153 evidencias genéticas y se han realizado más de 150 declaraciones". "Ha habido una aportación ingente de pruebas y se ha gastado más dinero y medios que en cualquier otra investigación", apostilló.

Críticas sin motivo. Del mismo modo, y tras incidir en que el esfuerzo policial "ha sido enorme", Riestra instó a todos los que han puesto en cuestión la investigación a que "señalen los errores", y criticó que el juez de Menores de Granada Emilio Calatayud "se atreva" a opinar sobre un caso "sin conocer el sumario", tras las declaraciones que el magistrado realizó el lunes en el programa de Canal Sur Televisión Ratones coloraos. El juez dijo que "las cosas hubiesen cambiado mucho" en esta investigación "si la Policía hubiese actuado con más rapidez", y afirmó que "ése fue uno de los grandes fallos, que se intervino con contundencia bastante tarde".

Por el contrario, Riestra recordó que el padre de Marta denunció su desaparición a las 2.30 horas de la madrugada del 24 al 25 de enero, "y a esa hora la niña estaba muerta y desaparecida". Argumentó además que "para entrar en una vivienda sin el consentimiento del que la habita se necesita un mandamiento judicial", en alusión a las quejas de la familia de la víctima por no haber registrado la casa de Miguel desde el primer momento.

"La Policía ha sido metódica, estricta y ha seguido siempre la normativa vigente, deteniendo a los imputados cuando ha tenido pruebas suficientes", prosiguió Riestra, que incidió en que las pruebas existentes "son concluyentes, y el día del juicio se demostrará que son más que suficientes para condenarlos".

Dolor de la familia. Riestra aludió al "auténtico drama" que vive la familia de la joven, pues para ellos "es una desgracia" que no haya aparecido el cuerpo, aunque aseguró que la Policía "ha trabajado pensando muchas veces en ellos". "El trabajo policial ha sido intenso, aunque no ha obtenido todos los frutos", apostilló.

Por último, y tras lamentar que "hay gente que ha sido muy injusta" con la Policía, el jefe superior apostó por instaurar la asignatura de Ética Profesional entre los periodistas ante la publicación de informaciones bajo secreto de sumario.

  • 1