jueves, 15 agosto 2019
21:22
, última actualización
Local

Ritos ancestrales en los pueblos del Norte

Tradiciones inmemoriales en Alcalá del Río, Cazalla de la Sierra, Alanís, Constantina, Guadalcanal y Castilblanco de los Arroyos

el 17 abr 2014 / 23:30 h.

TAGS:

15676118 En el Norte de la provincia se conservan algunos de los ritos más antiguos de la semana de Pasión que han llegado a nuestros días. Alcalá del Río, Cazalla de la Sierra, Alanís, Constantina, Guadalcanal y Castilblanco de los Arroyos ofrecen pinceladas de gran autenticidad con ceremonias ancestrales de sus cofradías y tradiciones centenarias como el Encuentro, el Beso, las alegorías de las tres virtudes teológicas (la fe, la esperanza y la caridad) o la representación de personajes evangélicos en los cortejos procesionales, así como el auto del descendimiento, propio del Viernes Santo. Este auto o sermón en Castilblanco de los Arroyos se celebra a las cinco de la tarde del Sábado Santo en la Iglesia del Divino Salvador, antes de la procesión del Santo Entierro y la Virgen de los Dolores, que se cierra con el Beso entre los titulares a medianoche en la Plaza de la Iglesia. Las referencias al sermón del descendimiento aparecen en la provincia desde el siglo XV, y tienen auge en los siglos XVI y XVII. La calurosa jornada del Jueves Santo apenas se cerró hace unas horas en Alcalá del Río con el regreso a la capilla de San Gregorio de Osset del paso de la Vera Cruz, seguido de la portentosa imagen bajo palio de la Virgen de las Angustias, tras hacer su solemne estación de penitencia a la Parroquia de la Asunción, cuando todo se dispone ya para vivir hoy otro día grande y cargado de simbolismo con la hermandad de La Soledad. Los cortejos arrancan a primera hora de la mañana. Antes del rezo de los oficios en el templo parroquial tiene lugar el Paseo: una comitiva formada por mujeres ataviadas de mantilla, nazarenos, costaleros, autoridades y miembros de la hermandad desfilan por las calles con hasta cuatro bandas de música. A las seis, la Cruz de Guía avanza la primera parte de esta procesión con los pasos de la alegoría del Triunfo de la Cruz sobre el pecado y la muerte, el Santo Entierro y el bello palio de la Virgen de la Soledad hasta la parroquia, donde a las doce de la noche se lleva a cabo el sermón del descendimiento con el Señor de la Misericordia. La segunda parte es el regreso, de madrugada, a su capilla. En la Sierra, las imágenes del Cristo y de la Virgen toman hoy itinerarios diferentes hasta el momento de El Encuentro, que viven con gran expectación en Cazalla, Alanís, Constantina y Guadalcanal.

  • 1