martes, 11 diciembre 2018
07:04
, última actualización
Deportes

Rivas y Arzu vuelven a jugar juntos por un día

Formaron parte de una selección de Dos Hermanas que se enfrentó a un combinado de Tercera en un amistoso a favor de una protectora de animales.

el 01 jun 2014 / 19:32 h.

Rivas y Arzu, a la izquierda, ayer en el estadio Miguel Román / David Pirri Rivas y Arzu, a la izquierda, ayer en el estadio Miguel Román / Foto: David Pirri El estadio Miguel Román, en Dos Hermanas, acogió ayer sábado un partido a beneficio de la asociación Uprodea (Unión Protectora y Defensora de Animales). Se enfrentaron una selección provincial y otra de jugadores de la localidad nazarena y en el segundo de los equipos volvieron a reunirse y jugar juntos dos exfutbolistas del Betis, ambos canteranos verdiblancos y ambos fundamentales en el título de Copa del Rey de 2005: David Rivas y Arzu. Rivas dejó el Betis en 2010 después de una década en el primer equipo y probó fortuna en el Vaslui rumano. Sólo estuvo allí un año. Luego regresó a España y militó un par de años en el Huesca, en Segunda División, antes de retirarse. Arzu, el autor del primer gol del Betis en la Liga de Campeones (contra el Liverpool), salió de Heliópolis en 2011, tras el ascenso a Primera a las órdenes de Pepe Mel. Se quedó un año en España, en el Nástic de Tarragona, pero no tuvo suerte y, a falta de propuestas interesantes en el fútbol nacional, se lio la manta a la cabeza y emigró ni más ni menos que a Tailandia para jugar en el BEC Tero Sasana, donde ha estado algo menos de dos años. Así pues, cuatro años más tarde, el central y el mediocampista volvieron a formar parte del mismo equipo, dirigidos por Dani Avilés y con la compañía de Plaza (Dos Hermanas CF); Rivas, León y Álvaro Guerra (PD Rociera); Guille y Gallango (Ibarburu CF); Martínez y Eliseo (UD Dos Hermanas); Pepito y Álex (CD Fuente del Rey); y Javi Martín, Pozo y Adrián (Los Caminantes), además de otros exjugadores como Checa y Antonio Álvarez. La selección provincial, por su parte, estaba compuesta por jugadores de los nueve equipos sevillanos que militan en el grupo X de Tercera División y su entrenador fue Diego Román, máximo responsable del Cabecense. La asociación Uprodea sobrevive con las cuotas de sus socios, que van desde un simple euro a lo que quiera aportar cada uno, pero esa base es insuficiente para mantener su actual refugio, en el que subsisten más de 200 animales abandonados.

  • 1