Roba a punta de pistola 1.900 euros y un coche en una semana

Hasta tal punto llegó el temor de la víctima, que no pudo contar a los policías lo ocurrido.

el 16 feb 2014 / 12:07 h.

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a cuatro años de  cárcel a un atracador reincidente por robar a punta de pistola 1.900  euros a una mujer en Dos Hermanas y por sustraer un coche en Los  Palacios y Villafranca tras agredir a su propietario en la misma  semana. En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la  Sección Cuarta de la Audiencia Provincial relata que el primero de  los hechos tuvo lugar a las 11,00 horas del 28 de diciembre de 2012,  cuando, "con ánimo de obtener un ilícito enriquecimiento  patrimonial", el acusado se aproximó a la víctima cuando ésta  caminaba por la avenida de España de Dos Hermanas. Dirigiendo contra ella una pistola, el imputado le exigió que le  entregara su cartera y el teléfono móvil o de lo contrario "le  pegaría dos tiros con su pistola", tras lo que la mujer,  "atemorizada" por la actitud del imputado, le entregó dichos efectos,  extrayendo el imputado de la cartera y haciendo suyos 1.900 euros que  la afectada había extraído minutos antes de una entidad bancaria  cercana. "Hasta tal punto llegó el temor" de la víctima, que no pudo  comunicar a los policías que acudieron al lugar lo que había  ocurrido, "dada la presencia intimidante del acusado", que huyó tras  marcharse dichos agentes, abandonando en su huida la cartera y el  teléfono mientras esgrimía contra la mujer la pistola. El segundo de los atracos tuvo lugar sobre las 5,00 horas del 5 de  enero de 2013, cuando el imputado, estando en Los Palacios, aprovechó  que el conductor de un coche se había detenido en un semáforo para  introducirse en el mismo y pedirle que lo trasladase a un lugar  determinado, a lo cual accedió el conductor dada la actitud  "agresiva" que mantenía el procesado. En un momento determinado del trayecto, y "con el ánimo de  apoderarse del vehículo y utilizarlo temporalmente", el acusado  comenzó a dar puñetazos en la cara al conductor, que abandonó el  coche, tras lo que el imputado se marchó del lugar. El juicio por estos hechos no llegó a celebrarse después de que el  acusado aceptara las penas solicitadas por la Fiscalía, tras lo que  ha sido condenado a dos años de cárcel por un delito de robo con  intimidación y a otros dos años de prisión por un delito de robo de  uso con violencia de vehículo a motor, así como al pago de una multa  de 90 euros por una falta de lesiones. Asimismo, deberá indemnizar con 1.900 euros a la mujer a la que  atracó en Dos Hermanas y con 456,5 euros al conductor del coche por  las lesiones y daños materiales causados. El acusado había sido condenado con anterioridad a estos hechos a  una pena total de seis años de prisión por cuatro delitos de robo con  violencia.

  • 1