Local

Robaban la casa a los ancianos de su asilo

El fiscal pide 12 años de cárcel para una madre y su hijo por falsificar los papeles de personas mayores y quedarse sus pagas.

el 12 jun 2010 / 19:04 h.

TAGS:

La directora de una residencia para personas de la tercera edad de Alhaurín de la Torre (Málaga) se enfrentará a una petición fiscal de siete años y seis meses de cárcel, al estar acusada de estafar a los ancianos. Según el escrito acusatorio, al que tuvo acceso Efe, la mujer, junto a su hijo -para quien el fiscal pide cinco años de prisión-, presuntamente engañaba a los residentes y les hacían firmar poderes notariales para tener acceso a sus inmuebles y a sus cuentas corrientes, con el pretexto de gestionar el cobro de una pensión. La procesada, que fue directora de la residencia de ancianos Nuestra Señora de Gracia de Alhaurín, ya fue condenada anteriormente a dos años y medio de prisión por estafar a una anciana tras extraer dinero de su cuenta corriente.

 

La acusación pública mantiene que entre 2003 y 2005, de forma fraudulenta y con engaños, hacía creer a los ancianos que les iba a gestionar una solicitud para el cobro de una pensión o ayuda económica para poder sufragar los gastos de estancia en la residencia. Para ello, supuestamente la mujer les hacía firmar una serie de documentos, entre ellos un contrato de ingreso en el que se hacía constar que el mayor cedía o donaba a la residencia su vivienda para sufragar los gastos de su estancia. De esta manera, consiguió que numerosos residentes firmaran a su favor un poder notarial para disponer de sus bienes.

En el relato acusatorio se detalla cómo en ocasiones extraía fraudulentamente el dinero que los ancianos tenían ingresado en cantidades que excedían del cobro de las mensualidades por su cuidado. En algunas ocasiones la procesada acompañaba a los ancianos a la entidad bancarias y en otras iba sola, y aseguraba a los empleados que los residentes estaban impedidos y no podían acudir.

Una vez otorgados los poderes, la acusada, según el fiscal, vendía las viviendas a terceros o se las "autovendía" sin comunicárselo a los ancianos. El fiscal destaca que se quedaba con el dinero y los ancianos sin sus viviendas "sin que fueran conscientes de ello" y que el hijo "intervino de mutuo acuerdo, con su madre, en alguno de los hechos". Madre e hijo serán juzgados mañana en la Audiencia de Málaga.

Además de la pena de prisión, el fiscal pide indemnizaciones para los perjudicados (11 ancianos) y, en caso de fallecimiento de alguno, a sus herederos en las cantidades que se acrediten estafadas.

  • 1