Deportes

Un empate que le sale al Sevilla por medio millón de euros

Relojes de alta gama, ordenadores, dinero en metálico y algunas joyas fueron sustraídos a los jugadores en el hotel de Medellín. La policía asegura que un trabajador del hotel colaboró en el robo. El equipo se fue indignado a Ecuador.

el 24 jul 2013 / 08:49 h.

image Vista de una habitación del Hotel San Fernando Plaza. El Sevilla se marchó de Colombia rumbo a Ecuador con la peor sensación posible. El disgusto no tuvo que ver con el partido que el equipo de Unai Emery empató (1-1) con el Atlético Nacional en Medellín, ni mucho menos con perder la tanda de penaltis que le dio el punto a América en esta Copa Euroamericana, que marchaba bien hasta que la expedición sevillista se plantó en el hotel San Fernando Plaza, el mejor de la capital del departamento de Antioquía, para cenar y descansar con vistas al viaje que les trasladó unas horas después a Ecuador, donde mañana disputa el último partido de esta gira. Las habitaciones de al menos siete jugadores, además de la del vicepresidente José Castro, habían sido desvalijadas mientras el equipo disputaba el partido en el estadio Atanasio Girardot. La estimación es que el valor de todo lo sustraído puede alcanzar el medio millón de euros. El Sevilla presentó la correspondiente denuncia ante la policía, que trabaja con la hipótesis de que un trabajador del hotel ha colaborado en el robo. Al parecer, las imágenes de las cámaras de seguridad muestran con claridad quién y cómo perpetró el robo. Manuel Molina, gerente del hotel San Fernando Plaza, niega en cambio esa aseveración policial y ayer explicó en declaraciones a los medios locales que los delincuentes “ingresaron con una llave que se le había entregado a la delegación del Sevilla. No hay ninguna situación anómala al interior del hotel porque las llaves electrónicas tienen una lectura especial y muestran quién es el portador”. No obstante, aseguró que cubrirán el robo con una póliza de seguros. “El ladrón sabía bien a qué habitación debía ir”, explicaba José Castro en Radio Sevilla, avalando la teoría de que algún personal del hotel debió colaborar, dado que han sido asaltadas las habitaciones donde había más objetos de valor y que alcanza una cantidad tan importante sobre todo porque entre los objetos robados están varios relojes de alta gama, así como ordenadores portátiles, tablets, teléfonos móviles de última generación, algunas joyas, dinero en metálico, tarjetas de crédito y quizás lo más sorprendente, bolsas y maletas repletas, fundamentalmente, de ropa. El caso es que en un hotel de cinco estrellas, custodiado de forma llamativa en el exterior por la policía (en Colombia suele ser habitual), el ladrón pudo transportar todo el material robado sin que nadie del hotel lo advirtiera, y pese a contar con cámaras de vigilancia. El enfado mayúsculo del Sevilla es, como es obvio, con el hotel. “No entendemos que esto pueda pasar en un cinco estrellas, hacen muy mala propaganda de Colombia, en un país que por otra parte nos ha tratado fenomenal. Además, después del robo no se han portado bien, porque nadie nos ha acompañado a poner la denuncia. No puede ser que en este tipo de establecimientos tengan esta seguridad”, explicaba Castro. El consejero José María Del Nido Carrasco dio a entender en la radio del Sevilla que el enfado había sido tan grande que incluso se planteó que el equipo volviese a España sin acudir a Ecuador para jugar el último partido, aunque, ya menos en caliente, como es lógico se tomó la decisión de cumplir con el compromiso del contrato con DirecTV. El ladrón no pudo llevarse los pasaportes de las habitaciones (aunque tampoco se llevaron llaves de vehículos y viviendas) porque un empleado del Sevilla los suele custodiar por si ocurren circunstancias como las que han ocurrido en Medellín, y además, estaban adelantando los trámites de los billetes para el vuelo a Guayaquil desde Bogotá.  

  • 1