miércoles, 14 noviembre 2018
12:56
, última actualización
Local

"Roca obtuvo un beneficio indecente, pero legal"

el 11 jul 2012 / 21:55 h.

TAGS:

La defensa del principal acusado en el caso Malaya y presunto cerebro de la supuesta trama de corrupción en Marbella (Málaga), Juan Antonio Roca, pidió ayer una sentencia absolutoria y aseguró que esta causa "carece de cimientos" y es "una investigación policial que ha llegado a plenario sin filtro judicial". Defendió que su cliente se dedicó a "comprar, vender y ganar dinero" con la inversión inmobiliaria, lo que puede ser "amoral", pero "absolutamente legal".

En su informe final, la letrada Rocío Amigo hizo un recorrido por la investigación, aludiendo a vigilancias sobre su cliente "día antes de la incoación", a intervenciones telefónicas y prórrogas de las mismas "sin mandamiento judicial" y a registros de propiedades de Roca en las que se decidió que éste no estuviera presente "sin motivación alguna". "Esto es lo que entendemos que no puede volver a producirse", apuntó en referencia a las palabras del fiscal en su informe.

Por todo esto, consideró que "los defectos de instrucción de Malaya es un mal endémico" y consecuencia de "una personalísima instrucción" e insistió en que el caso se sustenta "únicamente en el sofisma de un juez instructor -Miguel Angel Torres-, el cual "estaba convencido de que mi cliente había llegado a Marbella arruinado y no necesitó que se lo acreditaran", lo que consideró una "falacia".

La abogada hizo un repaso de la actividad empresarial de Roca, destacando su éxito y que antes de cumplir los 30 años acometió su primera inversión inmobiliaria. "Compraba y vendía, compraba y vendía, y a veces obtenía un beneficio indecente, pero siempre legal", incidió, afirmando que las premisas de las que parte el fiscal Anticorrupción son "incorrectas" en cuanto a la situación económica de su cliente en 1996.

  • 1