Local

Roca tiene "miedo" de que más acusados pacten con el fiscal y dinamiten su defensa

Anticorrupción llega a un acuerdo con un tercer procesado y le retira los cargos, pero hay seis pactos más cocinándose

el 19 oct 2011 / 18:43 h.

TAGS:

Juan Antonio Roca, a la salida de los juzgados en 2008.

El fiscal Anticorrupción Juan Carlos López Caballero ha conseguido poner muy nervioso a Juan Antonio Roca. Fuentes judiciales de toda solvencia aseguraron que, tras el tercer acuerdo alcanzado ayer entre acusación y defensas, el exasesor de Urbanismo de Marbella y supuesto cerebro de Malaya ha expresado a su entorno «el miedo a que haya más acusados que se declaren culpables y caigan los pactos en cascada», debilitando, aún más, su estrategia defensiva. O, mejor dicho, dinamitándola.

Pero hay más: fuentes judiciales afirmaron ayer que hay, al menos, seis acuerdos en marcha, dos de ellos casi cerrados. Uno afectaría a un empresario de la construcción que ya reconoció en fase de instrucción haber sobornado a Juan Antonio Roca. En cualquier caso, el fiscal ha logrado poner en marcha la tormenta perfecta, un movimiento envolvente que deja en una más que complicada situación tanto a Roca como a su búnker, sobre todo gracias al primer pacto con el empresario de la grúa, Ismael Pérez Peña que, a cambio de una sustancial rebaja desde los once años de prisión a una pena de multa, reconoció haberle pagado 180.000 euros al exasesor y a la exalcaldesa, además de haberle regalado a ésta cuatro coches, lo que, por cierto, ella negó vehementemente en su declaración ante la Sala.

Además, Pérez Peña, con la sonrisa cómplice de la Fiscalía, mete en el ajo de paso a la exteniente de alcalde Isabel García Marcos que, según el escrito de la Fiscalía, negoció con el empresario madrileño las nuevas tarifas de la grúa, o al exsecretario municipal Leopoldo Barrantes, que también participó presuntamente en el amaño de las tarifas del servicio municipal de recogida de vehículos. En definitiva, la guardia pretoriana de Roca, pese al favorable acuerdo con Pérez Peña, está ya al borde del abismo, y eso que ni siquiera ha declarado. Ahora, todo dependerá de la habilidad de sus defensas para eludir las fuertes condenas que solicita la Fiscalía. Este periódico ya adelantó el martes que las conformidades podían ir cayendo en cascada poco a poco, y que hay varios concejales y empresarios dispuestos a hablar, comprometiendo aún más al círculo íntimo de Roca.

Gana peso la tesis de la Fiscalía-->--> <!-- /* Font Definitions */ @font-face {font-family:Helvetica; panose-1:0 11 5 0 0 0 0 0 0 0; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:swiss; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:536881799 -2147483648 8 0 511 0;} @font-face {font-family:"Cambria Math"; panose-1:2 4 5 3 5 4 6 3 2 4; mso-font-charset:1; mso-generic-font-family:roman; mso-font-format:other; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:0 0 0 0 0 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-unhide:no; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:""; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; mso-bidi-font-size:10.0pt; font-family:"Helvetica","sans-serif"; mso-fareast-font-family:Helvetica; mso-bidi-font-family:"Times New Roman"; mso-ansi-language:EN-US;} .MsoChpDefault {mso-style-type:export-only; mso-default-props:yes; font-size:10.0pt; mso-ansi-font-size:10.0pt; mso-bidi-font-size:10.0pt; mso-ascii-font-family:Helvetica; mso-fareast-font-family:Helvetica; mso-hansi-font-family:Helvetica;} @page WordSection1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.WordSection1 {page:WordSection1;} --

 

Poco a poco, empiezan a cobrar sentido las tesis del fiscal, en el sentido de que la repetición de conductas incriminatorias y el archivo de Maras Asesores, la contabilidad secreta de la organización intervenida a Salvador Gardoqui, iban a ser decisivos. La Fiscalía prefiere cobrarse las piezas menores pero lograr así la culpabilidad de las más destacadas en una organización en la que el silencio y la cautela tenían valor de ley, lo que se deduce del hecho de que Roca, por ejemplo, tuviera jefe de seguridad y hasta ocho teléfonos encriptados.Pérez Peña reconoció, además, haberle prestado dos millones de euros a Roca, lo que se acordó en la ya mítica cita del Hotel Villamagna el 26 de enero de 2006.

 

Esa cantidad en «B» fue intervenida por la policía de Getafe en un control rutinario de carretera y, por cierto, recientemente devuelta, al menos la mayor parte, a su dueño: 1,3 millones de euros, porque 700.000 se los quedó la Sala para asegurar el pago de responsabilidades pecuniarias. De los once años que se le pedían, Peña sólo tendrá que abonar una multa de 221.000 euros, lo que queda asegurado con esa cantidad.

 

Carmelo Armenta, acusado de falsedad por haber rubricado un contrato falso de compraventa de tres chalés en Baleares para justificar esa cuantía intervenida, también reconoció su culpa y pactó con la Fiscalía seis meses de cárcel y una multa que no llega a un millón de las antiguas pesetas.

Y el tercero en liza es Javier Pérez Villena, a quien el fiscal ha decidido retirarle la acusación por un supuesto delito de falsedad documental, solicitando, por tanto, su libre absolución y el levantamiento de todas las medidas cautelares contra su persona.

 

La absolución será firme cuando las acusaciones de la Junta y el Ayuntamiento rubriquen el pacto, ya que aún deben estudiarlo. Este acuerdo está inmerso en el pacto al que se llegó con su padre, Pérez Peña.

El lunes acaba esta fase y el 7 de noviembre, previsiblemente, se retomarán las sesiones ya con las declaraciones de Roca y de los empresarios y exconcejales, algunos de los cuales se están planteando subirse al carro de los acuerdos, aunque éstos cada vez están más caros, como también hace más frío a medida que se sube la montaña. Eso sí, el pacto más esperado, el de Roca, no ha llegado aún. 

 

 

-->--> Poap

 

  • 1