Roca y Muñoz se autoexculpan del caso Malaya acusando a Gil

Las defensas de los principales imputados alegan que el ex alcalde fallecido controlaba el urbanismo en la localidad marbellí.

el 19 oct 2009 / 19:20 h.

Las defensas de los principales imputados en el caso Malaya comenzaron ayer a presentar sus alegaciones.
La antesala del macrojuicio del caso Malaya, que investiga la corrupción urbanística en el Ayuntamiento de Marbella (Málaga), arrancó ayer con el alegato de la defensa de los acusados. Los abogados de los principales sospechosos de haberse enriquecido gracias a su cargo público basarán su defensa en que la investigación y los procesamientos han arrastrado un cúmulo de irregularidades.

 

Tanto el letrado de Juan Antonio Roca, principal acusado de la trama corrupta, como el del ex alcalde Julián Muñoz, explicaron ayer en las alegaciones ante los jueces que quien realmente controlaba el planeamiento urbanístico de Marbella cuando se orquestó la supuesta trama corrupta fue el ex alcalde, ya fallecido, Jesús Gil. "Juan Antonio Roca Nicolás en ningún momento diseñó ni desarrolló ni ordenó que se aplicase un plan u otro", dijo José Aníbal Álvarez. El abogado de Roca insistió en que la investigación se ha hecho con demasiada premura, y dejó caer que se ha condicionado al resto de imputados para que señalen a su cliente como el principal responsable de la corrupción. "Ha habido confesiones interesadas" ante la Policía, denunció.

Álvarez exigió que se concreten las fechas en que se cometieron los delitos, sobre todo el blanqueo, así como los importes del supuesto perjuicio económico y del valor de los cuadros intervenidos, para determinar cuál fue la responsabilidad civil, que el juez fijó en 1.000 millones de euros. "Todas las sociedades de Roca tienen sustancialidad real y no son ninguna fachada", dijo, subrayando que los bancos siempre le han concedido préstamos. Además, apuntó que los 120 millones de euros en los que el auto cifra el patrimonio de su cliente se corresponden "con el pasivo, no con el activo".

También el letrado Ignacio Prieto, que representa al ex alcalde Julián Muñoz, dijo que su defendido no formaba parte de la organización ni del entramado del presunto cerebro de la trama, por lo que "no firmó convenios para favorecerle". El defensor de la ex alcaldesa Marisol Yagüe, Pablo Luna, ha reprochado la falta de precisión en las acusaciones y ha calificado el "maremagnum de investigación", en un proceso sujeto a la indefensión y a la nulidad de las actuaciones.

En las próximas dos semanas la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Málaga afronta los 62 recursos de apelación interpuestos contra el auto de procesamiento del caso Malaya contra la corrupción en Marbella.

  • 1