Deportes

Romaric arranca al Sevilla con su batuta

El equipo de Gregorio Manzano se hace fuerte en casa tras ir ganando al Athletic por 3-0 y terminar pidiendo la hora. Kanouté y Luis Fabiano marcaron a pares.

el 24 oct 2010 / 19:48 h.

Los jugadores sevillistas celebran unos de sus goles.

El Sevilla está decidido a convertir el Sánchez Pizjuán en un fortín y así lo dejó claro ante el Athletic, tal como hiciera hace algunas fechas frente al Atlético de Madrid. Siete goles, buen fútbol y una afición entregada en los dos partidos disputados en casa con Gregorio Manzano hasta el momento así lo confirman.

El nuevo técnico ha encarrilado la andadura por la Europa League -dos victorias- y también por el campeonato -dos de tres posibles-. Pese al borrón de Gijón, lo cierto es que en los otros dos partidos ligueros el Sevilla ha sido superior a sus rivales. Pero nada es perfecto. Esta vez dispuso de una renta de tres goles sobre el Athletic... y terminó pidiendo la hora, aunque no por ello su victoria fue menos merecida.

Manzano tiene algo; es innegable. Si no fuera así, un futbolista como Romaric no habría cambiado tanto. El marfileño cuajó la que es, posiblemente, su mejor actuación desde que llegó al club. Implicado y con hambre, se creció sobre el césped y sacó su batuta para hacer que los incombustibles Luis Fabiano y Kanouté, autores de dos goles cada uno, culminasen el trabajo del equipo.

Pero si el Sevilla dio la cara, también lo hizo el conjunto de Joaquín Caparrós, que aprovechó las facilidades dadas tras la expulsión de Fernando Navarro (63') para hacer pasar el marcador de un 3-0 a un 3-2 después de dos acciones de Llorente en cuestión de tres minutos. Y quedaban diez para el final...

La fiesta se tornó en un mar de dudas, aunque, por suerte para el Sevilla y desgracia del Athletic, Clos Gómez castigó a los bilbaínos con un penalti que no debió pitar por falta previa de Negredo al defensor que luego toca el balón con la mano. Kanouté firmó el segundo de su cuenta particular y volvió a dar dos goles de ventaja a su equipo. Gabilondo hizo el 4-2 en el tiempo de prolongación, pero ya era tarde para los visitantes. La victoria era del Sevilla, sufrida y merecida.

KANOUTÉ Y LUIS FABIANO, DETERMINANTES. Kanouté se echó el equipo a la espalda en un inicio de partido dubitativo. El franco-malí se ofreció para buscar huecos, dio vida a los futbolistas de banda -Konko y Diego Capel- y metió en el partido a Luis Fabiano, titular. Entre los dos delanteros arrinconaron a un Athletic que salió con valentía y tuvo sus ocasiones a cargo de Javi Martínez y Llorente, no así puntería.

Todo lo contrario que el Sevilla. Luis Fabiano y Kanouté se alternaron creando peligro hasta que, en el minuto 35, el brasileño cazó un centro de Capel que la Pantera no acertó a enganchar. Todo un alivio para el Sevilla... y para O Fabuloso, que no marcaba desde que lo hizo ante el Sporting de Braga. Así es Luis Fabiano, listo, letal y, a veces, inocente. Con una amarilla a cuestas, estuvo a punto de quitarse la camiseta celebrando el 1-0...

En pleno toma y daca, el Sevilla fue ganando metros y apareció Romaric. El marfileño pidió la pelota, sacó a relucir su calidad e hizo trizas al Athletic con su dirección de juego. Suyo fue el pase que dio origen al 2-0, a los 45 minutos, cuando Uztaritz derribó al brasileño dentro del área. Kanouté lanzó el penalti y no falló. En diez minutos, el partido se ponía absolutamente de cara.

UNA SEGUNDA PARTE VIBRANTE. Capel mandó la pelota al poste tras el descanso. Le habilitó Luis Fabiano con otro gran pase. Como el que poco después recibiría el brasileño de Romaric para superar a Iraizoz con una bella vaselina. Espectacular su gol.

Todo parecía sentenciado, pero Clos Gómez mostró la segunda tarjeta a Fernando Navarro y el Sevilla se descompuso. Llorente exprimió su potencial por alto para marcar el 3-1 y, tres minutos después, hacer bueno un penalti por manos de Konko que Palop repelió inicialmente. El colegiado erró al pitar uno de Koikili a Negredo y Kanouté no falló: 4-2. Gabilondo hizo el 4-3, pero tarde.

Ficha técnica

4 - Sevilla FC: Palop; Dabo, Martín Cáceres, Alexis, Fernando Navarro; Konko, Renato, Romaric (Guarente, m.86), Diego Capel (Perotti, m.72); Kanouté y Luis Fabiano (Negredo, m.74).

3 - Athletic Club: Iraizoz; Iraola, San José, Ustaritz, Koikili; Susaeta, Javi Martínez, Gurpegui (Orbaiz, m.66), Muniain (Ion Vélez. m.63); Toquero (Gabilondo, m.59) y Llorente.

Goles: 1-0, M.35: Luis Fabiano. 2-0, M.45: Kanouté, de penalti. 3-0, M.62: Luis Fabiano. 3-1, M.74: Llorente. 3-2, M.77: Llorente. 4-2, M.80: Kanouté, de penalti. 4-3, M.93: Gabilondo.

Árbitro: Carlos Clos Gómez (Comité Aragonés). Expulsó por dos tarjetas amarillas al sevillista Fernando Navarro, que las vio en los minutos 5 y 64. Además, amonestó a los locales Luis Fabiano (m.28), Alexis (m.37) y Palop (m.82) y a los visitantes Gurpegui (m.33), Llorente (m.40), Iraizoz (m.79) y Koikili (m.90).

Incidencias: Partido disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante cerca de cuarenta mil espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones.

  • 1