sábado, 17 noviembre 2018
07:26
, última actualización
Economía

Rosell, Toxo y Méndez reivindican el diálogo social frente a una reforma laboral impuesta del Gobierno

Afirman que las negociaciones sobre las cuestiones pendientes siguen  abiertas y piden al Gobierno que defienda el acuerdo ante la UE

el 25 ene 2012 / 17:53 h.

Los máximos responsables de la patronal y los sindicatos han  firmado este miércoles el acuerdo sobre negociación colectiva y  moderación salarial hasta 2014, en un acto en el que han reivindicado  el diálogo autónomo de las partes frente a la reforma laboral que  prepara el Gobierno. 

Además, los interlocutores sociales han hecho hincapié en el  ejercicio de responsabilidad que supone el acuerdo, puesto que  reparte esfuerzos entre empresas y trabajadores para salir de la  crisis a través de la moderación de las rentas y de la flexibilidad  interna.

Este 'II Acuerdo para el empleo y la negociación colectiva 2012,  2013 y 2014' ha sido suscrito en el territorio neutral de la sede del  Consejo Económico y Social (CES) por los presidentes de CEOE y  Cepyme, Juan Rosell y Jesús Terciado, y los secretarios generales de  CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez.

Tras estampar su rúbrica, el secretario general de UGT ha indicado  que "el diálogo social prosigue", y ha apelado al Gobierno a que se  dé la oportunidad a los interlocutores sociales de "explicar  directamente el alcance real del acuerdo de negociación colectiva a  las instituciones europeas y al Gobierno alemán".

"Esperamos que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la  cumbre europea del 30 de enero, con este patrimonio, que es  significativo, que no suficiente, pueda defender con mayor holgura  los intereses de nuestro país", ha sentenciado.

Además, ha ensalzado que el acuerdo es "un ejercicio de renuncias"  y "no releja lo que quieren los sindicatos y empresarios, sino lo que  necesita la sociedad" en una situación económica "susceptible de  empeorar". "De común acuerdo hemos llegado a la conclusión de que el  marco legal actual tiene márgenes de maniobra y capacidad de  adaptación a las empresas para que el último recurso sea el del  despido", ha añadido.

Por su parte, el líder de CC.OO. ha asegurado que el pacto es una  "reivindicación" del papel de los interlocutores sociales, a lo que  ha añadido que "hace innecesarias ulteriores actuaciones en otros  ámbitos" en clara alusión a la reforma laboral que prepara el  Ejecutivo. 

Asimismo, ha defendido que el acuerdo firmado es "casi único" y  que los interlocutores "se lo debían al conjunto de la sociedad  española" en un contexto económico que en las últimas semanas  presenta "nuevos elementos negativos".

Asimismo, ha indicado que la renovación del acuerdo de negociación  colectiva es un acuerdo "de equilibrios", y ha destacado el impulso  que supone de la flexibilidad interna frente a la "sistemática  contratación temporal".

"Ponemos al servicio de las empresas herramientas que son eficaces  para que el último recurso a la hora de combatir la crisis económica  sea despedir a un trabajador", ha dicho Toxo, para añadir: "Creo que  es en esta lógica en la que hay que entender este acuerdo".

ROSELL: MAS VALE UN ACUERDO PEQUEÑO QUE UNA IMPOSICION.

En la misma línea, el presidente de la patronal ha lanzado un  mensaje al Gobierno y ha señalado que "más vale un acuerdo pequeño a  cualquier imposición", a lo que ha añadido: "Creemos en este acuerdo  y en los que podamos hacer. No podemos dormirnos en los laureles".

En este sentido, aunque no ha querido mostrar una oposición  frontal a que el Gobierno legisle sobre el resto de las materias sin  acuerdo, como la contratación o el coste del despido, ha indicado que  "hay otras cosas sobre la mesa" y que los gentes sociales van a  "intentar llegar a todos los acuerdos posibles".

Por otro lado, en la línea del reparto de esfuerzos invocado por  los sindicatos, ha añadido que tanto patronal como sindicatos son  "conscientes de los problemas y de la necesidad de arrimar el  hombro", para buscar alternativas para que la última solución cuando  una empresa pasa por dificultades sea el despido.

Más aún, ha añadido que la difícil situación económica requiere de  un mayor esfuerzo de los que tienen trabajo: "Los que tenemos trabajo  somos unos privilegiados y hemos de contener los salarios en los  próximos años". 

Por último, el presidente de Cepyme ha mostrado su "satisfacción"  por un acuerdo que ha calificado de "relevante e importante" para las  pymes españolas. Además, ha añadido que las pymes llevaban tiempo  "esperando una referencia" de moderación salarial y ha asegurado que  los acuerdos alcanzados en esta materia se empezarán a implementar  "en los próximos días", al tiempo que se ha felicitado por la  "supervivencia" de los convenios provinciales.

En el acto también estuvieron presentes el vicepresidente primero  de la CEOE, Arturo Fernández, su secretario general, José María  Lacasa, el secretario de Acción Sindical de CC.OO, Ramón Górriz, y su  homologo en UGT, Toni Ferrer.

La firma se ha producido después de que el Consejo Confederal de  CC.OO y el Comité Confederal de UGT, así como el Comité Ejecutivo y  la Junta Directiva de la reunión de la CEOE, en reunión  extraordinaria, hayan dado luz verde al texto acordado.

  • 1