miércoles, 24 abril 2019
07:47
, última actualización
Deportes

Rotaciones necesarias pero con doble filo

Emery tendrá que refrescar al equipo en una jornada en la que agotará una de sus últimas balas para pelear la plaza Champions al Athletic.

el 04 abr 2014 / 23:15 h.

Emery, con sus jugadores (Kiko Hurtado) Emery, con sus jugadores (Kiko Hurtado) La temporada va encarando su recta final. El Sevilla continúa inmerso en dos competiciones y tiene posibilidades de despedir ambas de la forma más exitosa posible. Quién lo diría tal y como empezaron las cosas, con un equipo muy renovado que había visto marchar a muchos de sus mejores futbolistas (Negredo, Jesús Navas, Kondogbia, Gary Medel...) y que estaba sufriendo para ensamblarse. Sin embargo, el buen trabajo ha dado frutos. La clasificación para la Europa League está cada vez más cerca –el Sevilla es quinto con diez puntos de ventaja sobre el octavo clasificado– y, además, tiene la posibilidad de plantarse en las semifinales del torneo continental. Pero no queda ahí la cosa. Con siete jornadas por disputar, el cuarto puesto (Athletic) está a seis puntos, y, por tanto, nadie renuncia a ese sueño llamado Champions. Este domingo, el conjunto nervionense recibe al Espanyol. Lo hará casi resoplando, después del gran esfuerzo que tuvo que realizar en el Estadio do Dragao. Allí, el Oporto le hizo sudar de lo lindo. Lejos de parecer ese equipo descolgado de la lucha por el título en la Liga portuguesa, el conjunto de Luis Castro rindió a un nivel muy alto que incluso pudo permitirle encarrilar la eliminatoria. Eso sí: también pudo llevarse un disgusto de no ser por la falta de pegada del Sevilla. En cualquier caso, fue evidente que los hombres de Unai Emery tendrán que rendir a su mejor nivel el próximo jueves si quieren lograr el pase a semifinales. Tal como sucedió el pasado fin de semana en Vigo, Emery hará rotaciones ante el Espanyol. Lo contrario sería una sorpresa. El problema es que éstas tienen doble filo: pueden ayudar de cara a los próximos compromisos dando respiro a  jugadores clave pero, a su vez, significa prescindir de ellos. RAKITIC, UNO ENTRE VARIOS Decir que Rakitic no anda bien tras lo visto en Oporto sería arriesgado, sobre todo si recordamos su reciente recital ante el Real Madrid. Con todo, al capitán no se le vio fino en tierras lusas. Jugó de media punta, en el puesto de pivote... No tuvo mucha ayuda ni fue su mejor día en el plano individual. Emery no le dio descanso el día del Celta. ¿Lo hará este domingo? El capitán lo juega todo y aunque físicamente es una máquina, también necesita respirar para recuperar tanto la frescura física como la mental. Pero Rakitic no fue el único futbolista al que se vio desbordado en Oporto. Reyes, Marko Marin, Bacca... Varios fueron los que, con independencia del buen hacer local, estuvieron por debajo de su nivel. ESPANYOL, OPORTO... Y BETIS Frente a los portugueses, Emery sólo tendrá la baja (por sanción) de Alberto Moreno, con lo que podría dar descanso a Fernando Navarro ante el Espanyol. Junto a éste, tres futbolistas cuentan con más opciones que otros de gozar de respiro: Reyes, Bacca e Iborra. Primero, porque no les vendría mal; y, segundo, porque si alguno de los tres ve tarjeta amarilla, se perderá el derbi contra el Betis del Domingo de Ramos. CARRIÇO Y SU COJERA Para Emery, Carriço es uno de los baluartes del equipo. Tras perderse un mes por lesión, el portugués fue titular en Oporto. Sin embargo, regresó al Sevilla cojeando. Este viernes, los titulares llevaron a cabo una sesión de recuperación. El parte médico no hizo referencia a Carriço, por lo que sus molestias no deberían ir a más. Con todo, Emery podría reservarle de cara al jueves. Y todo ello con una cita importante frente al Espanyol en la que, si el Sevilla gana, podría situarse a sólo tres puntos de la zona Champions, siempre y cuando el Athletic pierda el lunes en el campo del Levante de Caparrós. ¿Cuál debe ser la prioridad? Luchar por la cuarta plaza haciendo rotaciones no es fácil, y en Vigo el Sevilla dejó escapar tres puntos de oro. Ganar al Espanyol y eliminar al Oporto es el nuevo reto.

  • 1