lunes, 17 diciembre 2018
20:31
, última actualización
Deportes

Roth dirige y Norris figura ante Tenerife

El entrenador estará en el banco como tercer técnico-ayudante. No podrá dar instrucciones de pie pero sí en los tiempos muertos.

el 04 oct 2014 / 10:20 h.

scott roth-cbs Scott Roth no podrá dirigir como técnico al Baloncesto Sevilla ante Tenerife. Foto: CB Sevilla. La previa del primer partido de la Liga Endesa 2014-2015 ha resultado un tanto extraña para Baloncesto Sevilla, que entra en la competición oficial en la nueva etapa que se abrió con la llegada de Jefferson Capital Funding a la propiedad con la incertidumbre, despejada en las vísperas, sobre la dirección de partido desde el banquillo ante Tenerife por parte de Scott Roth, al que la ACB ha denegado la licencia. El estadounidense, finalmente, aparecerá en el acta como tercer técnico-ayudante, con lo que podrá estar sentado en el banco con ciertas restricciones, más estéticas que funcionales, porque en la práctica será el primer entrenador y obviamente quien de todas las órdenes. Una situación ciertamente ridícula que la ACB ha llevado a extremo cuando fue flexible en otros muchos casos con entrenadores con mucha menos experiencia y trayectoria que Roth, que en definitiva es el técnico que quiere tener uno de sus clubes asociados y al que quiere pagar por sus servicios, por cierto después de ofrecer el puesto a algunos entrenadores españoles, a los que trata de beneficiar el convenio firmado por la Asociación de Entrenadores con la liga, que aplica a rajatabla a Roth después de una lista de excepciones en los últimos años. Será Audie Norris el que aparezca en el acta como entrenador jefe, y así será mientras no se solvente la cuestión. Scott Roth no podrá dar órdenes de pie  a los jugadores durante el partido ni dirigirse a la mesa, pero sí trasladar las diferentes estrategias a los suyos en los tiempos muertos. Estará sentado junto a Norris, y los otros dos  ayudantes, Javier Carrasco y Rafael Monclova, que debutará en un rol que simultaneará con la dirección del  júnior. Otra punto importante que quedó desvelado ayer fue el descarte, para este partido, de Dane Watts debido a que aún no posee el pasaporte que le permita estar en la plantilla con licencia Cotonou, como así se comprometió su agente por contrato.  También Derrick Byars, aunque, dado el rendimiento de uno y otro en la pretemporada, era obvio que iba a ser Watts el sacrificado en caso de descarte. Xavier Thames ocupa la otra plaza de extracomunitario, al menos de momento, porque el nivel que está ofreciendo tampoco es el que se esperaba. Con la llegada de Jacob Pullen pasará a ocupar más el rol de escolta que el de base, que quizás se adapta más a sus características. Y a todo esto, esta tarde Baloncesto Sevilla juega un encuentro que, además, no será nada sencillo. Porque Iberostar Tenerife tiene la ventaja de tener una plantilla que mantiene al entrenador y a la mayor parte de los jugadores de las últimas temporadas, a los que se han añadido fichajes que pueden incluso darle un salto de calidad, caso del pívot griego Michalis Tsairelis, un base contrastado como Rodrigo San Miguel, un alero que llega de la isla cercana, Javier Beirán, que roza los 200 partidos en la ACB, y el regreso del no menos experimentado Blagota Sekulic, que dejó Tenerife en febrero rumbo al Fenerbahçe. Un equipo hecho frente a un Baloncesto Sevilla que está por hacerse. Quintetos inciales: Baloncesto Sevilla: Pullen, Byars, Berni Rodríguez, Balvin y Porzingis. Iberostar Tenerife: Uriz, Richotti, Beirán, Sikma y Sekulic.

  • 1