Local

Roto de nuevo el acuerdo de reconciliación en Honduras

Micheletti se pone al frente del Ejecutivo donde no hay representantes de Zelaya.

el 06 nov 2009 / 20:10 h.

TAGS:

El presidente depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, declaró ayer "fracasado" el Acuerdo Tegucigalpa-San José, tras conocer que el gobernante de facto, Roberto Micheletti, anunció un "Gobierno de unidad y reconciliación" sin contar con ningún representante de Zelaya.

"Declaramos fracasado el acuerdo por el incumplimiento del régimen de facto del compromiso de que en estas fechas debería estar organizado e instalado el Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional, el que, por ley, debe ser presidido por el presidente electo por el pueblo de Honduras, José Manuel Zelaya", afirmó el Gobierno depuesto.

El presidente electo hizo un llamamiento a los países de la Organización de Estados Americanos (OEA) "a que se pronuncien sobre lo que se acontece en el Gobierno legítimamente electo por el pueblo hondureño y continúen la condena y el desconocimiento de este régimen de facto".

Tanto el presidente depuesto como el de facto pretendían encabezar el nuevo "Gobierno de Unidad y Reconciliación" pero cumpliéndose el plazo, Micheletti anunció en cadena de radio y televisión un nuevo Gabinete, tras recibir propuestas de algunos partidos políticos y el consentimiento de otros sectores de la sociedad civil en el que no aparecía ningún representante de Zelaya.
"Nuestro trabajo, nuestro esfuerzo se ve hoy -por ayer- boicoteado precisamente con las aspiraciones del señor Micheletti al querer presidir él el Gobierno de Unidad y de Reconciliación", afirmó Zelaya en sus declaraciones a Radio Globo.

Sin embargo, su oponente Micheletti dijo en una transmisión de radio y televisión que la conformación del Gobierno de Unidad "es representativa del amplio espectro ideológico y político" de Honduras y "cumpliendo estrictamente con la letra del acuerdo". Además apuntó que Zelaya no mandó ninguna propuesta, dado que quería estar a la cabeza de este Gabinete, mientras que la Comisión de Verificación del acuerdo todavía no se ha pronunciado sobre la validez de este Ejecutivo. Antes de la comparecencia pública de Micheletti, el ministro de la Presidencia de facto, Rafael Pineda, dijo que esperaban recibir las propuestas del presidente depuesto.

En cuanto a las elecciones previstas para el próximo 29 de noviembre ya no serán democráticas, según Zelaya, quien cree que "todo el proceso democrático se viene para el suelo".

Opiniones en el mundo. Después de conocerse la noticia las reacciones no se hicieron esperar. EEUU reiteró también que no cambiará su política con respecto a la crisis hondureña y que su compromiso de apoyar las elecciones del 29 de noviembre en Honduras "es producto del acuerdo" Tegucigalpa-San José al que llegaron ambas partes.

El Gobierno español, por su parte, consideró que la creación de un Gobierno de unidad en Honduras sin representantes del presidente derrocado Manuel Zelaya constituye "un incumplimiento flagrante del acuerdo". "Parece evidente que un Gobierno de unidad y reconciliación nacional no es ni un Gobierno monocolor ni es un Gobierno que sea una simple continuidad de la situación derivada del golpe", explicó el secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia. Y el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, instó a las partes a cumplir lo pactado "sin más subterfugios" y recalcó que el Gobierno de Unidad debe estar encabezado por Zelaya.

  • 1