Local

Roxette vuelve rejuvenecido

Tras diez años de silencio musical, los suecos que triunfaron con su pop en la década de los 90, regresan con 'Charm School'

el 10 feb 2011 / 16:36 h.

TAGS:

Marie Fredriksson y Per Gessle han vuelto tras pasar un largo camino de retos personales y profesionales.

Diez años no son nada, pero sin Roxette el pop candente de los 90 estaba huérfano y así lo ha entendido el dúo sueco formado por Per Geslee y Marie Ferdriksson, que vuelven fuerte tras ganar la última la batalla a un tumor cerebral que la ha tenido alejada de los escenarios mucho, demasiado tiempo.

Charm School (Escuela de encanto) es el álbum de regreso al candelero musical y a los escenarios, ya que anuncian una gira mundial que los llevará a recorrer Europa y media América, como esperaban la legión de seguidores que dejó huérfanos hace más de diez años cuando hicieron mutis por el foro.

Roxette se dio a conocer accidentalmente en USA durante 1989 cuando un estudiante norteamericano de intercambio en Suecia dejó en una radio de Minneapolis el single The Look y se convirtió en pocos días en la canción más pedida.

Ya no son los jóvenes que nos deleitaron con la romántica Spending my time o subían el clima con Sleeping in my car, pero sus composiciones continúan teniendo la magia de entonces y aún se nota, sobre todo en este nuevo álbum, que este dúo mamó de la esencia de otro de los grandes grupos -suecos también como ellos-, Abba. El próximo 14 de febrero su nuevo álbum de estudio, Charm School, saldrá a la venta en Europa y Estados Unidos, y tendremos tiempo de comprobarlo.

Este nuevo trabajo se compone de 12 temas en un estilo definido como “clásico Roxette actualizado”, que predomina la popera canción de Way out hasta el tema que pone el broche, Sitting on top of the world. Además, este esperado disco ha sido grabado en un estudio de Suecia y producido por Clarence Öfwerman y Christoffer Lundqvist, colaboradores desde los inicios del grupo en 1986, y principales responsables de que en Roxette no sólo siga igual sino que aparezcan ahora más rejuvenecidos que antes.

La canción más nueva de Charm School es la pegadiza She's got nothing on (But the radio), (No lleva nada puesto, excepto la radio), compuesta en otoño de 2010. “Para mí, el punto de partida ha sido siempre escribir canciones para la voz de Marie. Tiene una habilidad especial para hacerte creer cada palabra que canta, y por eso da vida a las historias. Como compositor ese es un don increíble del que formar parte”, declara Gessle.

Y es que el cariño entre Per y Marie ha estado a prueba de bombas en estos diez años y las posibilidades de que este trabajo viera la luz parecían ser pocas, sobre todo cuando en el año 2002 le diagnosticaron a Marie Ferdriksson un tumor cerebral. Pero Marie logró superar la enfermedad y  desde 2009 ambos recargaron las pilas y se pusieron manos a la obra. La primera oportunidad de verlos en acción desde entonces fue en la gira Night of the Proms ante más de 600.000 personas en Holanda, Bélgica y Alemania. “Para entonces empezamos a pensar en el futuro y a planear la posibilidad de hacer un nuevo álbum, un disco que captase todo lo bueno de Roxette”, explicaba hace poco Per Gessle, 50% del grupo y dueño de inolvidables letras como  my breath Take my breath away o Listen to your heart.

Y no fue en vano, ya que de esas solitarias noches de gira surgieron las nuevas canciones que han llenado este último trabajo. De vuelta a casa en Suecia, el trabajo continuó durante la primavera y el otoño de 2010. Al igual que cuando la banda grababa durante sus buenos tiempos, había muchas canciones de donde elegir. La balada In my own way (A mi manera), por ejemplo, es una gema redescubierta de 1984, cuando el sueño del reconocimiento internacional aún era todavía eso, un sueño.

Charm School es un regreso tras diez años de pruebas (médicas) y retos. O, como canta la propia Marie Fredriksson en uno de los temas del álbum, No one makes it on her own (Nadie lo consigue solo).

  • 1