Local

Rubalcaba acusa al PP de llevar al Congreso la "bazofia de ETA"

Policías y mediadores niegan que recibieran instrucciones para frenar la lucha contra la banda.

el 30 mar 2011 / 20:21 h.

TAGS:

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante su intervención en la sesión de control al Ejecutivo.

El PP atacó ayer por tierra, mar y aire al ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, con la lucha contra ETA. El vicepresidente primero respondió a las críticas de los populares a cuenta de las actas de la organización etarra sobre el diálogo durante la tregua calificando esos documentos como "bazofia llena de mentiras". Los populares creen que estas revelaciones le ponen contra las cuerdas por lo que le exigieron que pida perdón a los españoles y se marche a su casa.

"Al habitual arsenal de infamias que trae usted a esta Cámara, ahora ha traído las de ETA, bazofia de ETA, eso es lo que ha traído aquí. Cada vez que ETA emite un comunicado, el PP dice que es una falsedad y que es mentira, pero cuando aparecen documentos que pueden afectar al Gobierno, entonces sí, entonces es verdad y el Gobierno tiene que dar explicaciones", dijo el vicepresidente en una tensa sesión de control.

Según afirmó, las actas recientemente difundidas "son documentos llenos de mentiras" y acusó al PP de saberlo "perfectamente" y, a pesar de ello, traer ese debate a la Cámara "porque cree que le interesa". En ese sentido, le reprochó que el PP es el único partido que ha traído ese debate al hemiciclo. "¿Se ha preguntado por qué?", apostilló.

A la hora de defender el papel jugado por su Ejecutivo durante la negociación con ETA, recurrió a "las novedades procesales" del caso chivatazo indicando que por la Audiencia Nacional "han pasado los responsables de la Policía francesa, de la española, de la Guardia Civil, de la Ertzaintza y han sido preguntados por el juez: ‘¿recibieron instrucciones del Gobierno de parar la lucha antiterrorista?' y dijeron ‘no, justamente al contrario, apretad más que nunca'". "Eso han dicho ante la Audiencia Nacional, ¿sabe por qué?, porque eso es lo que les dije yo", replicó.

Las declaraciones ante el juez Pablo Ruz de los mandos policiales corroboran que nunca recibieron instrucción política alguna para frenar la lucha contra ETA. Según informó ayer la Cadena SER de fuentes conocedoras de dichos interrogatorios -cuyo secreto se levantó el martes-, los agentes con capacidad de decisión insistieron ante el juez en que se les pidió el máximo rendimiento en la lucha antiterrorista, entre otras cosas, porque no se fiaban de ETA.

Mediadores ante el juez. También los mediadores del Gobierno -Jesús Eguiguren, Javier Moscoso y José Manuel Gómez Benítez- declararon ante Ruz. El presidente del PSE, Jesús Eguiguren, sugirió ayer que la operación policial del bar Faisán se retrasó porque "había gente infiltrada" y reveló que un miembro de ETA le confesó a él mismo que así lo sospechaba la organización terrorista. "La Policía detiene cuando conviene detener, no cuando localiza a los terroristas. Y todos sabemos que ahí había gente infiltrada y ETA me dijo que ya sabía por qué habían retrasado eso", explicó Eguiguren en declaraciones a la Cadena SER recogidas por Europa Press. El presidente del PSE, que no reveló detalles de su comparecencia en la Audiencia Nacional, también desveló que hubo contactos con ETA después del atentado de la T-4 en el aeropuerto de Barajas en diciembre de 2006, aunque garantizó que no tuvieron lugar en el marco de la tregua sino porque "desde sitios importantes" se trasladó el mensaje de que la organización terrorista "tenía algo muy importante que decir" que "podía cambiar las cosas".

Pero al PP no le interesaron esas explicaciones. El diputado Ignacio Gil Lázaro cargó contra el vicepresidente por las actas de ETA. "Le ponen contra las cuerdas. Diga si es cierto o no que trataron de evitar las detenciones del chivatazo, que pidieron excusas por ellas, que compartieron la irritación con la banda, que ocultaron cartas de extorsión, que ofrecieron a ETA dinero de todos los españoles, que cambiaron al fiscal, que al acuerdo político era posible y que estaban dispuestos a sacar a los asesinos a la calle", enfatizó. Y concluyó: "Usted está en la manipulación y el engaño. España no se merece que alguien como usted se atrinchere en la mentira y diga la verdad; pida perdón a los españoles y márchese a su casa ya no tiene margen para más trucos, insultos, evasivas, ni guasas".

  • 1