Local

Rubalcaba calcula que 2008 acabará con 2.300 muertos en las carreteras

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha cifrado en 2.300 la previsión de víctimas mortales en las carreteras españolas al cierre del año 2008, lo que supone 500 muertos menos que el pasado año. A pesar del descenso estas cifras siguen siendo una "barbaridad". Foto: EFE

el 15 sep 2009 / 18:35 h.

TAGS:

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha cifrado hoy en 2.300 la previsión de víctimas mortales en las carreteras españolas al cierre del año 2008, lo que supone 500 muertos menos que el pasado año.

Durante la inauguración de un seminario organizado por la TISPOL (European Traffic Police Network), el ministro ha indicado que 2008 será el quinto año consecutivo en el que desciende el número de fallecidos en las carreteras. Esa previsión de 500 muertos menos, se sumará a las 1.200 vidas salvadas entre 2003 y 2007, con lo que se llegará a una cifra cercana a los 1.700 fallecidos menos en accidente de tráfico.

A pesar de este importante descenso, Pérez Rubalcaba ha dicho que la cifra de 2.300 víctimas mortales sigue siendo una "barbaridad" y pone de manifiesto la necesidad de seguir trabajando con la misma intensidad en la mejora de la seguridad vial.

El plan de seguridad vial 2004-2008 se ha cumplido "punto por punto" y ha dado resultados por lo que, ha recalcado el ministro, "nos enseña el camino a seguir".

Así, junto con la mejora de las carreteras y los cambios legislativos, como el carné por puntos y la reforma del Código Penal, se han creado las Fiscalías especiales de seguridad vial y se han acometido diferentes campañas divulgativas, además de reforzar la Guardia Civil de Tráfico que -ha dicho el ministro- al final de la legislatura contará con 11.000 efectivos.

"Estamos satisfechos y esperanzados en el trabajo que tenemos por delante", ha destacado Pérez Rubalcaba, quien ha asegurado a los policías de tráfico europeos que asisten al seminario que España no tendrá "ningún rubor" en copiar las iniciativas en materia de seguridad vial puestas en marcha en los diferentes países de la UE y que hayan funcionado con éxito.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha explicado por su parte que los objetivos para el próximo año se dirigirán a la seguridad vial en el ámbito urbano, a la implicación de las empresas y los trabajadores y a la reducción de la siniestralidad de las motos, a pesar de que en lo que va de año ya ha bajado un 29%, lo que ha calificado de inédito en Europa.

También se ha referido a un "diferencial" de España con el resto de Europa como es el éxito de las campañas del consumo de la cerveza sin alcohol, y que supone actualmente el 14 % del total -con crecimientos anuales del 5%-, respecto al 1% de media de la UE.

Otro de los retos para el próximo año citados por Navarro es la incorporación de criterios medioambientales a la gestión del tráfico.

El fiscal especial de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, ha destacado la necesidad de conocer de una forma más concreta las causas de los accidentes para lo que, ha señalado, desde el Ministerio Fiscal se planteará la conveniencia de contar con los dictámenes de peritos criminólogos.

En este foro de Tispol, policías de tráfico de 17 países europeos analizan el proyecto "Life Saver", cuyo principal objetivo es salvar vidas en las carreteras europeas, y los factores que más accidentes provocan: la velocidad, la conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas y la no utilización de los sistemas de retención infantil y el cinturón de seguridad.

  • 1