domingo, 18 noviembre 2018
02:10
, última actualización
Local

Rubalcaba dice que le parece "fatal" que los secretarios provinciales adelante el voto de los delegados

Sobre José Antonio Griñán: "El a mí me dice que es neutral y yo le  creo".

el 02 feb 2012 / 10:18 h.

TAGS:

El aspirante a la Secretaría General del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba ha afirmado este jueves que le parece "fatal" que los secretarios provinciales del partido "digan qué van a votar los delegados de su provincia" en el 38 Congreso Federal del partido, después de que así lo hayan hecho varios secretarios andaluces que han apuntado un apoyo mayoritario a la otra candidata, Carme Chacón.

En una entrevista en Antena 3 recogida por Europa Press, Rubalcaba ha achacado estos pronunciamientos a una estrategia electoral para conseguir el "efecto ganador", sumando a la gente que pueda estar "un poco despistada". Sin embargo, él considera "ridículo" ese empeño porque los delegados que irán al congreso son gente "muy cualificada" a la que no afectará ese criterio.

Además, ha puntualizado que él ha pedido a su equipo y sus partidarios que sean "respetuosos" con el voto de los delegados, que al final deciden personalmente a quién apoyan "y no lo sabe nadie", y que eso explica que su equipo parezca menos eufórico que el contrario. "Son sólo aproximaciones", ha añadido.

No obstante, ha dicho no estar molesto con el presidente de la Junta y líder de los socialistas andaluces, José Antonio Griñán: "El a mí me dice que es neutral y yo le creo". Y, en el caso de que Griñán decidiese desvelar a quién va a dar su voto, ha dejado claro que "todo el mundo tiene derecho" a decirlo si quiere.

De este modo, pese a la toma de posición de los secretarios andaluces, ha dejado claro que no comparte la visión de que Chacón cuente ya con el apoyo de la mayoría de tres grandes federaciones, Andalucía Cataluña y Madrid, incluso ha precisado que "Madrid está empatado, más o menos", entre ambos.

¿PATXI LOPEZ 'NUMERO DOS'?

Rubalcaba ha dedicado elogios al lehendakari, Patxi López, al que ha calificado de "gran amigo" y persona "leal y honesta" y ha asegurado por él "lo será todo" en política. "Lo que vaya a ser Patxi López en el futuro, ahora es lehendakari, que es muy importante, dependerá mucho de él, por mí lo será todo", ha manifestado.

No obstante, no ha confirmado si le propondrá como 'número dos' y delfín -como asegura 'El Mundo'--. "Quiero a Patxi López, pero como número dos no lo he pensado todavía", se ha limitado a decir antes de recordar su estrechísima relación con los socialistas vascos después de más de 15 años dedicado a la política antiterrorista.

"CARMEN VALE MUCHO"

El exvicepresidente ha negado tener una mala relación con su rival y ha atribuido al "formalismo" de la campaña el que en estas semanas apenas hablen. Es más, ha recordado que durante años han podido compartir mesa en el Consejo de Ministros y ahí ha podido ver que "Carmen vale mucho".

Sobre si la integraría en su Ejecutiva en caso de ser elegido secretario general, ha insistido en que ofrecerle un puesto al rival es mera "estrategia electoral" pero ha dejado claro que no prescindirá de "un gramo de inteligencia" y que ella la tiene. "Lo normal sería llamar a Carmen, se dice has perdido, qué quieres hacer cómo sumamos esto", ha explicado.

El PSOE, "PARTE DEL PROBLEMA"

Según Rubalcaba, el PSOE necesita contar "con lo mejor" y él no hará "descartes ridículos" en función de a quién haya votado la gente, porque está en la oposición en una situación de crisis económica pavorosa, y además habiendo sido "parte del problema" porque ha gobernado hasta hace poco.

Para desmentir que se lleve mal con Chacón ha calificado de "bastante graciosa" la escena de los "mimitos" que protagonizaron durante la campaña electoral, durante un mitin en Barcelona. Eso sí, ha rechazado de plano la versión de que, en el año 2000, tras ser elegido secretario general José Luis Rodríguez Zapatero fue ella la que "rescató" a Rubalcaba como asesor de educación, y más bien ha dicho que él le echó una mano a ella. Rubalcaba lo ha rechazado riéndose y afirmando que, aunque él apoyó a José Bono frente a Zapatero en año 2000, ya era entonces "muy amigo" de Zapatero, e incluso que éste empezó su carrera política un poco de su mano. Por eso, ha añadido, le ofreció seguir llevando la política antiterrorista. "Luego eché una mano a Carme con educación porque yo, perdónenme, de educación sé", ha relatado.

Al hilo de aquel 35 Congreso en que fue elegido Zapatero, el hoy aspirante ha reconocido que habitualmente ha apostado por los 'caballos' que suelen resultar perdedores y ha añadido que, ahora que el candidato es él tal vez se lo ha "pensado mejor". Y, en todo caso, aunque las suyas no hayan sido "grandes apuestas" siempre ha sido "leal" con lo que pensaba.

Incluso ha relatado que en el 35 Congreso, la noche anterior cuando uno "más o menos se huele lo que va a pasar" no se pasó al 'bando' de Zapatero aunque le invitaron a hacerlo. "Perdí con Bono, no pasa nada", ha reconocido, añadiendo que después de los congresos uno "sigue trabajando".

De cara al 38 Congreso que comienza este viernes en Sevilla, ha dado por finalizada su campaña y ha apuntado que ahora se centrará en su discurso, que escribirá personalmente, como todos, porque cree que es "difícil leerlo o decirlo bien si no lo has escrito tú".

"EL PSOE NO PUEDE PEDIR TIEMPO PARA IRSE A PENSAR"

En la recta final, ha insistido en no hacer hincapié en las diferencias entre ambos, aunque ha reconocido la evidente --"Ella lo llama pasado y yo currículum" -- y ha dicho que también las hay en sus discursos. Así, ha optado por destacar que su principal preocupación es que el partido debe estar "desde el primer momento en la oposición a la crisis" y "no se puede permitir pedir tiempo para irse a pensar".

Tampoco ha desvelado su "plan B" si pierde el Congreso, aunque ha reconocido que en la vida uno siempre tiene un "plan b y c y d" pero ha invitado a consultar la hemeroteca para deducirlo.

  • 1